Dénia debe aprobar el PGE a mediados de abril tras una segunda exposición pública del documento

Un grupo del equipo redactor y de los coordinadores de los talleres participativos del Plan General Estructural han mantenido un desayuno de trabajo con los medios de comunicación en la que se ha detallado los resultados del proceso hasta el momento. Según ha apuntado el arquitecto municipal, Rogelio Mira al documento se ha presentado unas 220 alegaciones y «estamos a punto de recibir ya los informes que teníamos negativos ya en positivo de Educación, PATRICOVA, de la CHJ y Costas».

Una vez incorporados todos estos informes así como las conclusiones de los talleres organizados por la Agenda 21 Local, el texto refundido se volverá a exponer al público. Para Mira dicha exposición pública del texto definitivo del PGE podría fecharse para mediados de marzo con el único objetivo de que pudiera pasar al pleno para su aprobación a mediados de  abril ya que hay que tener en cuenta la convocatoria de las elecciones municipales.

El nuevo texto incorporará propuestas ciudadanas, derivadas de los diferentes talleres participativos que se han llevado a cabo como parte fundamental del proceso pero todos ellos buscarán tal y como ha explicado el arquitecto y coordinador del PGE, Vicente Gregorio «la recuperación del concepto de ciudad-puerto». Una apuesta que para el también arquitecto y coordinador, Jordi Piñol «supondría potenciar no sólo la economía local sino también la economía comarcal al convertir Dénia en un referente en este sentido». Para alcanzar este propósito se han contemplado diferentes opciones pero la propuesta básica es la de «convertir la Ronda Perimetral en un gran espacio abierto y libre, de tráfico blando e integrada en el entorno», ha matizado Gregorio. Esto supondrá crear alrededor de Dénia un cinturón verde que redistribuirá el tráfico evitando que los vehículos deban entrar en el corazón de la ciudad. Además este visión de futuro permite presuponer que en unos años, Dénia apostaría por la peatonalización limitando el tráfico rodado al extraradio. Evidentemente esta idea conlleva la planificación de nuevas zonas de aparcamiento, ya previstas en el PGE. Estas zonas como ha manifestado Gregorio se ubicarían alrededor de la ronda. Una se estaría junto al Bosc de Diana, para los vehículos que acceden desde el Montgó y Les Rotes; otra alrededor del cementerio y la nueva estación intermodal, para el tráfico que proceda de la comarca y una tercera al inicio de la Ronda Norte, para los vehículos que vengan de Les Marines.

En el caso de darse luz verde al PGE por parte del pleno y su posterior aprobación por parte de la consellería, se abriría el camino para la redacción del Plan Pormenorizado que, desde el punto de vista del equipo de trabajo tendría que dividirse por sectores para no volver a bloquear el urbanismo el Dénia. Es una idea que ya se ha trasladado a la consellería Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, la cual podría aceptar dicha condición para que la redacción del Plan General de Dénia pudiera ser el primer reglamento urbanístico de la Comunidad Valenciana que se extrae de la nueva legislación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies