Detenido el presunto autor de 3 robos en viviendas en Dénia

La Guardia Civil ha detenido en El Campello a un hombre, tunecino de 45 años de edad, como presunto autor de 22 delitos de robo con fuerza en interior de vivienda, con y sin moradores, cometidos desde el pasado mes de junio en El Campello (18), en Denia (3) y en Muchamiel (1).

 

Desde el pasado mes de junio, la Guardia Civil ha estado desarrollando una operación, para poner fin a una serie de robos que se estaban cometiendo en viviendas de El Campello. A las pertinentes diligencias de investigación, con el análisis pormenorizado de la forma en la que se perpetraba el delito y de las franjas horarias en las que solían ocurrir, se sumó el refuerzo considerable de las patrullas de servicio que, en coordinación con Policía Local, consiguieron dar con los autores.

Eran las 21’35 horas del pasado día 18 de agosto, cuando se recibió el aviso de que dos individuos habían entrado en una vivienda de Pueblo Acantilado. Hasta ese punto se personaron numerosos agentes, en servicio uniformado y de paisano, en vehículos y a pie, para prácticamente “cerrar” La Nuza.

Al llegar, los dos hombres habían huido por la parte trasera e iban saltando de chalet en chalet. A lo largo de su recorrido, los mismos vecinos comenzaron a gritar señalando a los agentes el camino a seguir.

Así se consiguió detener al primero de ellos, que fue trasladado a dependencias oficiales como presunto autor de este último delito de robo, y por otros veintiún robos con fuerza en interior de vivienda, con y sin moradores, cometidos desde finales del mes de junio del corriente: tres en la localidad de Denia, uno en Muchamiel y dieciocho en El Campello. Después de pasar a disposición judicial, se decretó su ingreso en prisión.

En cuanto al segundo hombre, que logró acceder a una zona de cañas altas y de espesa maleza, siendo ya de noche y vistiendo ropa oscura, no se le pudo interceptar, si bien, no se descarta su detención en un breve espacio de tiempo.

También se recuperaron, en el jardín de uno de los chalets por los que se dieron a la fuga, los efectos robados en una bolsa, escondidos tras una caseta de obra, y la herramienta con la que forzaron la puerta de la vivienda, un contundente destornillador de grandes dimensiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies