Dos cuadros del pintor dianense Domingo Llorens amplian el fondo cultural de Dénia

Desde hoy dos cuadros del pintor dianense Domingo Llorens amplian el fondo cultural de Dénia. El concejal de Cultura. Rafa Carrió, y el director del Museo Etnológico de Dénia, Josep Antoni Gisbert, han presentado estos nuevos cuadros. Se trata de un retrato de su esposa, Antonia Vives, pintado entre 1860 y 1870, y un lienzo de la Santíssima Sang, patrona de Dénia, pertenecientes al legado Moltó Bielsa.

El estado de conservación de las obras requiere un proceso de restauración que se emprenderá en breve, según ha indicado Gisbert. No obstante, la tabla devocional de la Santíssima Sang sí ha pasado por un primer proceso de limpieza y consolidación mínima del lienzo y limpieza del marco efectuados por la restauradora Pilar Melenchón.

Las gestiones con la propietaria de las obras, María Rita Serrano Moltó, se iniciaron en septiembre de 2012 y, finalmente, se ha llegado a un acuerdo de adquisición-donación mediante el cual el propietario recibe el 50% del valor de tasación de las obras como premio por la donación del legado Moltó Bielsa al museo.

Según documenta la propietaria, la familia de su abuela materna, Josefa Bielsa, se encargó de los cuidados del pintor durante sus últimos años de vida y, en herencia, recibieron estos bienes que procedían de la casa del artista y que han pasado de madres a hijas hasta la actualidad.

Con este reciente ingreso, el Museo Etnológico atesora diez obras del pintor Llorens. Gisbert ha indicado que en un futuro proyecto museográfico “sería deseable destinar una sala a exponer estos cuadros que retratan como ninguno la Dénia de la segunda mitad del siglo XIX”.

Y es que Domingo Llorens fue el gran retratista de la burguesía dianense de esa época. Nacido en Dénia en 1827, quedó huérfano a los ocho años, quedando bajo la tutela de su tío, fray Andrés Llorens. Se trasladó a Valencia para cursar estudios generales y de Bellas Artes. Convertido en discípulo de Vicente López, primer pintor de cámara de Fernando VII y la reina Isabel II, se traslada a Madrid en 1844 para trabajar en su taller hasta la muerte del maestro en 1850. Es entonces cuando vuelve a su ciudad natal, casado ya con Antonia Vives, e inicia su etapa como retratista y pintor de cuadros de temática religiosa. Llorens es, asimismo, el autor de las láminas que ilustran la primera edición de la Historia de la ciudad de Dénia de Roc Chabàs. Murió el 8 de mayo de 1905 en su casa de la calle Pare Pere, 70.

La mayor parte de las obras del pintor dianense se encuentra en colecciones privadas. Hubo una oportunidad de reunirlas en 1958, cuando el ayuntamiento de Dénia organizó una exposición en el desaparecido Hotel Fornos dentro de los actos conmemorativos del tercer centenario de la muerte de fray Pedro Esteve. La muestra reunió 53 obras de Llorens, cedidas por particulares, que fueron expuestas al público durante diez días. Una de ellas fue el retrato de Antonia Vives, regalo de bodas del pintor a su esposa, prestado por Francisca Moltó Bielsa, madre de la propietaria actual.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies