El Plan de Regularización Catastral detecta más de 500 viviendas sin registrar

El Plan de Regularización Catastral, puesto en marcha hace ya tres años, ha registrado un total de 4.370 incidencias, de las cuales, 510 son de viviendas que no pagaban ningún tipo de impuesto por no estar registradas en el Catastro.

El resto de incidencias responden en su mayoría a ampliaciones y reformas no declaradas o registradas, así como a piscinas omitidas. Los propietarios tanto de estas viviendas como de las que ni siquiera estaban registradas en el padrón, están comenzando a recibir las cartas en las que se les notifica esta circunstancia, con lo que en principio se da por finalizado este trabajo. Ahora bien, existen 108 casos en los que no se podrá actuar dado que no se encontraban ni cartografiados y además se desconocen los titulares, quedando en investigación.

A partir de ahora, se pedirá a los propietarios que regularicen su situación fiscal, poniendo al día el IBI de los últimos cuatro años. En el caso de quienes nunca han abonado este impuesto, deberán hacerlo ahora de forma íntegra, si bien en el caso de las ampliaciones y/o piscinas, únicamente tendrán que abonar una parte proporcional.

De esta manera, se espera liquidar este año, de manera puntual, unos tres millones de euros, que la Hacienda municipal destinará a cancelación de deuda financiera. En años venideros, se espera un aumento de la recaudación de unos 800.000 euros anuales.

chelet-junta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies