El pleno deja el PGE sobre la mesa

Sobre la mesa. Así ha dejado el pleno municipal la aprobación previa del Plan General Estructural propuesto por el gobierno local. Ha sido el grupo municipal socialista quien ha instado al resto de formaciones a tomar esta decisión ya que como ha asegurado su portavoz, Vicent Grimalt «es un documento demasiado importante, para dejarse llevar por las prisas, y además las formas en las que se ha llevado hasta ahora no han sido las correctas». Es más, Grimalt ha convocado a todos aquellos que a partir del 15 de junio formen parte de la nueva corporación a sentarse para marcar una ruta de trabajo.

La petición del PSPV ha logrado el sí de todos los grupos de la oposición, y sólo el Partido Popular ha votado en contra. Una circunstancia que no ha sentado bien al gobierno local que inmediatamente después del pleno ha convocado a los medios de comunicación para ofrecer una rueda de prensa. Durante la comparecencia, en la que han compartido mesa la alcaldesa, Ana Kringe y el concejal de Planeamiento Urbanístico, Vicente Chelet, se ha acusado a la oposición de «irresponsabilidad» al tiempo que se ha afirmado que la postura adoptada en el pleno extraordinario «es una falta de respeto a todas las personas y técnicos de la sociedad civil que han trabajado, gratuitamente, en este plan». Además ha sido la alcaldesa quien ha querido recordar que lo importante de este PGE era que «Dénia iba a recuperar las competencias urbanísticas» y ha recordado que existía un previo acuerdo con la consellería de aprobar el documento antes de que se produjera el cambio de gobierno. En esta línea Kringe también ha expuesto que el PGE contaba con todos los informes favorables pertinentes «algo sobre lo que a partir del día 15 de junio se tendrá que empezar de nuevo a trabajar».

Misma forma de proceder ha tenido el grupo municipal socialista que también ha convocado una rueda de prensa para ofrecer a la opinión pública una justificación sobre su forma de proceder. Ha sido el propio portavoz del grupo, Vicent Grimalt quien ha explicado que ayer por la tarde recibió una llamada para convocarle a una reunión con la alcaldesa justo una hora antes del pleno. Al acudir a la cita, Grimalt ha comprobado que solo se le había convocado a él y a ningún otro representante de la oposición para proponerle una enmienda en la que se eliminaba del punto del día del pleno la aprobación previa y se dejaba únicamente la tramitación del estudio ambiental. Ante los hechos, Grimalt se ha negado a apoyar esta propuesta y en ese momento, tras comentarlo con sus compañeros de partido, se ha decidido proponer que se dejara sobre la mesa, además de considerar que “a 48 horas de unas elecciones municipales no es el momento de aprobar nada”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies