Jesús Pobre pretende que la Escaldà sea declarada BIC Inmaterial del Patrimonio Valenciano

La EATIM de Jesús Pobre ha solicitado a la consellera de Educación, Cultura y Deporte la declaración de la Escaldà como Bien de Interés Cultural Inmaterial del Patrimonio Valenciano, en el apartado de usos y tradiciones. La solicitud, se ha hecho efectiva directamente a la consellera de Cultura, María José Catalá a quien además se le hizo entrega de cestas de pansa para todos los componentes del Consell, incluido el Presidente de la Generalitat Valenciana, así como de una cesta de coques amb pansa, elaboradas por una vecina de la pedanía, representativo de la gastronomía vinculada a les dobletes d´or, y de la fotografía revelada y enmarcada a gran tamaño que ha constituido la imagen del cartel de celebración de esta tradición para esta anualidad de 2.013, en la que aparece retratado en el proceso de escaldado José “el Ferrer”, tomada en el año 1.960, y cedida por la Familia Costa-Puig para que ocupe un lugar en el edificio de la Consellería de Cultura.

De esta manera la Generalitat se ha comprometido a estudiar cómo proteger los elementos que conforman esta tradición singular, desde la vestimenta a la arquitectura de los riuraus, así como el proceso de secado de la uva o el paisaje de los viñedos de la comarca de la Marina Alta, entre otros. Por parte de Jesús Pobre, el alcaldes Javier Scotto ha destacado la predisposición de la Consellería para continuar con el estudio de la petición de la Escaldá del raïm como BIC Immaterial del Patrimonio Valenciano, habiéndole sido trasladado por la Consellera que se encuentra actualmente pendiente del informe técnico del Consell Valenciá de Cultura, institución que el pasado mes de Noviembre recibió idénticas cestas de pansa elaboradas el día de la Escaldá para su degustación.

Proceso de la escaldà

El escaldado con corte de piel de las uvas de Dénia permitió el cultivo de uva moscatel, convertido en motor económico de la Marina Alta. Esta actividad dejó de realizarse por falta de competitividad a mitad del siglo pasado, aunque se conserva como tradición en Jesús Pobre y en la actualidad se puede reproducir gracias a la tradición oral, así como por la conservación de Rius Raus y los hornos de escaldar.

El proceso de l’escaldà comienza con el corte y transporte de la uva moscatel a un horno de escaldar constuidos, normalmente, sobre un desnivel del terreno para poder colocar la leña en la parte inferior de una gran caldera de hierro. Con el agua hirviendo, se deposita el ‘lleixiu’, producto cáustico a base de cenizas vegetales, adelfa, lentisco y romero mezclado con cal viva. A continuación se sumerge la uva -colocada en un recipiente de hilo de hierro- durante unos segundos en la mezcla de agua hiviendo y ‘lleixiu’.

Después, la uva se deposita en unos cañizos y se deja secar al sol en las azoteas (sequer) hasta convertirla en pasa. Para evitar la humedad, esos cañizos se guardan en un porche cubierto (riu-rau). El proceso se completa al cabo de una semana.

BIC-escalda

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies