La derrota del Auto Dénia Motors impide al equipo sentenciar la liga en Elda

El Auto Denia Motors viajó este fin de semana a Elda con la única idea de puntuar y sentenciar la liga con antelación en casa del máximo rival, pero no pudo ser. La derrota de los dianenses por 3-1 aplaza el objetivo hasta la próxima jornada.

El partido comenzó tal y como se esperaba, con un Elda con mucha intensidad en el juego y finalizando sus jugadas con gran eficacia y rapidez, mientras a los dianenses les costaba salir con el balón y tenían que tirar de balones largos para llegar al área rival. A medida que pasaban los minutos, la intensidad eldense bajaba y el Auto Dénia Motors, comenzaba a sentirse más cómodo y empezaba a crear ocasiones.

En el minuto 6, y después de un claro penalti por manos de un rival, era Rigo quien se encargaba de marcar y poner el marcador en 0-1. Los dianenses no bajaron la línea de presión y asfixiaban con una buena presión, la salida de balón local. Un balón de Tarín a la madera y algún tiro exterior fueron las ocasiones de los chicos de Raúl Gil antes de llegar al descanso con el marcador de 0-1 para el Auto Dénia Motors.

Tras el descanso, se esperaba un inicio igual al de la primera parte con mucha intensidad y gran presión por parte del Nueva Elda que no dejaba jugar a los dianenses, que tenía que basar su juego en balones largos a Blai para poder llegar a la portería rival. Así, el minuto 3, y fruto de esa presión, llegaría el gol del empate después de un tiro exterior y posterior rebote en Llopis, igualando el marcador 1-1.

El Auto Dénia Motors no se vino abajo, y con buenas salidas y gran intensidad y confianza en se juego, dispusieron de varias ocasiones para sentenciar el partido, pero unas veces por mérito del meta local y otras por mala suerte, no conseguían mover el marcador.

El partido continuaba con mucha intensidad y con dos equipos sabedores de lo que se estaban jugando, desplegando un juego fuerte, pero noble, limpio y sin incidencias destacables, bien dirigido por dos de los mejores árbitros de la categoría, hasta que a falta de 2.45 para el final, inexplicablemente, se convirtieran en los protagonistas negativos del partido. En ese momento el Nueva Elda hacía uso de portero jugador, pero un error en el cambio, provocaba una falta técnica penalizada con tarjeta amarilla a su jugador número 8, David García, que al tener una anterior conllevaba la expulsión del jugador y dos minutos de inferioridad numérica en el campo, pero aunque en un primer momento el jugador se despojó de su camiseta y se marchó hacia los vestuarios, el avasallamiento de todo el banquillo local, con graves insultos hacia el equipo arbitral, sumado al ambiente que se respiraba en las gradas, hicieron que, sin ningún tipo de explicaciones, llamaran al jugador expulsado y lo dejaran entrar en pista anulando la sanción.

El partido continuó con un ambiente si cabe más enrarecido, pero con un Auto Dénia Motors defendiendo con uñas y dientes el resultado, pero a falta de 1 minuto, llegaría el segundo gol local, poniendo el 2-1 en el marcador. En la siguiente jugada los dianenses hicieron uso de portero jugador y a punto estuvo Tarín de marcar el empate, pero finalmente lo detuvo el meta local que rápidamente disparó y consiguió poner el 3-1 definitivo.

Con éste resultado, el Auto Dénia Motors sigue dependiendo de si mismo para la consecución del título, y se lo jugarán el próximo sábado a las 20 horas en casa contra el CFS Castalla.

auto-denia-gol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies