La Guardia Civil investiga en Calpe a cuatro personas por el hurto de 500 euros en productos de supermercado

La Guardia Civil ha investigado en Calpe a tres hombres y a una mujer, todos de nacionalidad española de 49, 45, 36 y 32 años respectivamente, como presuntos autores de un delito continuado de hurto. En menos de una hora, sustrajeron productos “gourmet” de varios supermercados por valor de 500 euros.

Agentes de la Guardia Civil de Calpe procedieron la semana pasada a la investigación de cuatro personas como presuntos autores de un delito continuado de hurto, cometido en tres supermercados de la localidad. Al parecer estos individuos, que cuentan con numerosos antecedentes por hechos similares, habían decidido iniciar su particular campaña de Navidad, por medio de la sustracción de productos “gourmet”, turrones, bombones e incluso un jamón, todo por valor de 500 euros.

La actuación se llevó a cabo cuando agentes pertenecientes al Área de Investigación, que realizaban servicio de paisano, observaron la actitud sospechosa de los ocupantes de un vehículo estacionado en la avenida Juan Carlos I de la localidad del peñón, donde están ubicados varios supermercados.

Tras hacerles un seguimiento discreto, pudieron observar que mientras el conductor permanecía en el interior del vehículo, el resto de los ocupantes se dirigían hacia los distintos supermercados. Unos minutos más tarde, regresaban para dejar los productos en el maletero y volver inmediatamente a los establecimientos.

Ante estos hechos, la Guardia Civil decidió actuar justo a la vuelta del tercer y último viaje. Cuando registraron sus ropas y el vehículo, los agentes encontraron gran cantidad de efectos y productos alimenticios de primeras marcas como bombones, estuchados de jamón, latas de berberechos, geles, acondicionadores de pelo, frascos de perfume y de maquillaje. Pero lo que más llamó la atención fue el hallazgo de un jamón de gran tamaño.

Tras hacer las gestiones oportunas, averiguaron que todos los productos se habían sacado de forma fraudulenta, valiéndose del uso de ropas anchas para ocultar entre ellas los efectos sustraídos (incluido el jamón) y así evitar ser detectados a su paso por la línea de caja.

Por el tipo de alimentos incautados, en su mayoría típicos de consumo navideño, se sospecha que fueron seleccionados para su posterior venta en el mercado negro, donde habrían obtenido un amplio beneficio.

Estos cuatro investigados como presuntos autores de un delito continuado de hurto, quedaron en libertad a la espera de Juicio Rápido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies