La plataforma Protejamos la Playa desvelan posibles irregularidades en la urbanización Las Olas

Los vecinos protestan activamente desde hace meses contra el plan de construir un bloque de viviendas de lujo en primerísima linea de la playa de les Marines de Dénia, en el tramo ya tan erosionado del Blay Bleach. Advirtiendo que hay numerosas dudas legales y problemas medioambientales. Recogiendo firmas con la petición “SOS Dénia” en la web Change.org, donde miles de ciudadanos se manifestaron en contra. Según las ultimas informaciones parece que tenían razón con su sospecha de que la tramitación del proyecto de nombre Las Olas está ensombrecido por posibles irregularidades.
COSAS QUE HUELEN MAL – LOS VECINOS SE PREGUNTAN: ¿QUE HAY DETRÁS DE TODO ESO?

Una concesión presuntamente irregular de la licencia de obras por parte del anterior gobierno local del PP es solo unos de los indicios que parecen señalar que durante la gestión del proyecto no se ha respetado siempre la ley. Porque por lo visto hay mas cosas que huelen mal y que despiertan la sospecha de los vecinos organizados en la plataforma cívica Protejamos la Playa. Los cuales se preguntan ahora: ¿Que hay detrás de todo eso?

Recordamos: Hace pocas semanas salió a la luz que el Ayuntamiento de Dénia concedió en septiembre de 2014 una licencia de obras a una conocida y prominente promotora del municipio, desacatando la preceptiva y vinculante desautorización del proyecto por parte de la administración de Costas en julio de 2014.

Un posible escándalo que revelaron los concejales de Podemos en Dénia resaltando „que se concedió la licencia a pesar de tener conocimiento del informe“. La licencia de obras para la construcción de un edificio con 22 apartamentos y garajes fue firmada por la entonces concejala de Urbanismo, María Mut, que hoy es la portavoz del Partido Popular en Dénia.

UN PERMISO DE OBRA PRESUNTAMENTE ILEGAL Y UN CERTIFICADO ENGAÑOSO – ¿SOLO LAMENTABLES ERRORES?

Una presunta ilegalidad que ha llegado al Juzgado de lo Contencioso-administrativo nº 2 en Alicante. Allí presentó el Estado a través del Ministerio de Medio Ambiente una demanda contra el Ayuntamiento por vulnerar la Ley de Costas. Con este procedimiento el Ministerio pretende conseguir la anulación de tal licencia.

Un recurso que tiene buenas posibilidades de prosperar. El actual gobierno municipal (PSPV-Compromís) acordó “no oponerse a este recurso”, como explicó la actual concejala de Urbanismo, la socialista Maria Josep Ripoll.

Pero hay otras sombras: Por ejemplo un sospechoso certificado urbanístico del Ayuntamiento firmado por la alcaldesa en 2014, Ana Kringe (PP), donde su gobierno local acredita que el complejo inmobiliario dispone de todos los permisos para construir. Un documento que los vecinos consideran hoy como “informe engañoso”.

Este certificado urbanístico fue solicitado por un abogado contratado por la colindante Urbanización El Retiro en noviembre 2014 con dos demandas de información muy precisas: ¿Ha obtenido la promotora la preceptiva licencia de obras? Y ¿Se ha obtenido igualmente la autorización previa del organismo de Costas? Preguntas que ya entonces en 2014 inquietaban a los vecinos en Les Marines.

Como respuesta llegó un certificado del 12 de diciembre 2014 en el que el Ayuntamiento, a través de su secretario general, afirmaba literalmente que “el complejo inmobiliario ha obtenido licencia de obra“ y asegura: “asimismo consta (…) autorización de la Subdirección General de Puertos, Aeropuertos y Costas de fecha 29 de julio de 2014”. Todo esto firmado por la alcaldesa Kringe.

“HAY QUE INVESTIGAR MUY A FONDO LAS POSIBLES IRREGULARIDADES Y DEPURAR RESPONSABILIDADES”

Nada de eso reflejaba por lo visto la situación real: La licencia de obras parece en realidad ilegal. Y la autorización de Costas para construir el edificio no existía. Es más: La resolución de la Subdirección General de Puertos, Aeropuertos y Costas del 29 de julio 2014 desautorizó explícitamente las obras de construcción del bloque de apartamentos por invadir la zona de protección (servidumbre) de la costa.

¿Solo lamentables errores? ¿O quizás premeditación? Todos los que trabajan en la concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento están al tanto de una cosa: No se puede dar una licencia para obras en la servidumbre de protección sin la autorización de Costas. Es una regla básica que conocen muy bien.

Por lo tanto, es difícil de explicar porque varias semanas después de la desautorización de Costas en julio 2014 un arquitecto municipal, en su día hombre fuerte de Urbanismo y principal técnico de la concejalía, firmó sin reparo un informe favorable para la concesión de la licencia de obras. Un extremo que confirmaron fuentes de la administración. Unos días después aprobó la concejala María Mut la licencia.

MILES DE CIUDADANOS PROTESTAN CONTRA EL PROYECTO EN LES MARINES – LA PETICIÓN PUBLICA “SOS DÉNIA” LLEVA YA 6400 FIRMAS

“Hay que investigar muy a fondo las posibles irregularidades y depurar responsabilidades”, reclama José Morillas, portavoz de la plataforma de vecinos. “Nos vemos confirmados en nuestras sospechas”. La plataforma cívica da la bienvenida a la actuación judicial del Ministerio de Medio Ambiente. Y también apoya la investigación interna que anunció el actual gobierno local.

Los vecinos reclaman además a todas las administraciones involucradas una cuidada revisión del plan de construcción que sigue en pie. La promotora esta ahora solicitando de nuevo y con un proyecto ligeramente reducido (con 19 en vez con 22 apartamentos) los permisos correspondientes.

Pero la plataforma sostiene que en el Blay Beach, un tramo de Les Marines gravemente erosionado y con una playa casi desaparecida, no se debería permitir un bloque de apartamentos con cinco alturas. “Una nueva construcción de estas dimensiones solo puede empeorar el sufrimiento de esta playa”, manifiestan en su petición “SOS Dénia” en la web Change.org, que han firmado ya casi 6400 ciudadanos.
Urbanzación Las Olas (1)

Urbanzación Las Olas (2)

Urbanzación Las Olas (3)