Los kitesurfer se oponen al cierre del canal de la playa del Molinell

 

Aficionados, clubes y empresarios del mundo del kitesurf han hinchado sus cometas en los bajos del Ayuntamiento de Dénia para protestar contra la decisión de la administración local de desmantelar el área balizada para la práctica de este deporte junto al río Molinell, en el límite con el término municipal de Oliva.

Con la retirada de la balizada, el consistorio dianense pretendía dar respuesta a las continuas quejas de vecinos de la zona, que según ha confirmado la propia alcaldesa de Dénia, Ana Kringe se recibían casi a diario en el Ayuntamiento debido a que muchos kitesurfistas no respetaban los canales de entrada y salida e invadieran la zona de baño, poniendo en peligro la seguridad de los bañistas.

Ante la protesta, tanto la alcaldesa como el concejal de Deportes, Juan Carlos Signes, se han reunido con los deportistas para intentar alcanzar un acuerdo que satisfaga a ambas partes. Por el momento, tal y como ha confirmado Signes se han establecido unos tiempos de trabajo con el propósito de alcanzar una solución que garantice la seguridad de los bañistas. Mientras tanto la zona permanecerá cerrada y estará prohibida la práctica del kitesurf con el consiguiente perjuicio para las empresas y escuelas de kite ubicadas en la junto a la desembocadura del río Molinell. De hecho entre los manifestantes se encontraban representantes de los empresarios que han asegurado que en apenas una semana se han registrado numerosas cancelaciones de reservas de material. Y es que cabe recordar que la playa del Molinell, aunque era una zona pequeña, era de las zonas más utilizadas por los aficionados del kite. Tanto es así que en los días con vientos favorables para la práctica de este deporte, era frecuente encontrar más de un centenar de cometas.

Además, las condiciones que reunía dicha zona servía de atractivo a muchos turistas amantes del kite que se desplazaban hasta Dénia con el único objetivo de practicar kitesurf al final de Les Marines. Con esta premisa, los aficionados, clubes y empresarios del mundo del kitesurf que se han concentrado a los pies del Ayuntamiento de Dénia no han dejado de corear: «Somos deportistas, no terroristas».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies