Luz verde al Plan General Estructural de Dénia

La Dirección General del Medio Natural y de Evaluación Ambiental ya ha respondido a la solicitud del Ayuntamiento de Dénia de una DATE complementaria para revisar algunas de las modificaciones planteadas en el primer documento de la Declaración Ambiental del Plan General Estructural. Y el nuevo informe da por buenas la práctica totalidad de las rectificaciones demandas por el consistorio.

En primer lugar, en cuanto a las zonas declaradas como inundables por esa DATE inicial, el sector Sant Pere, la zona del Bosc de Diana reservada para un nuevo centro escolar, la ubicación prevista para la futura estación intermodal y los sectores de suelo terciario de la Mistelera y las Tres Torres, finalmente pueden ser reclasificados como urbanizables. La comisión evaluadora entiende que, efectivamente, la cartografía utilizada por el ayuntamiento, la del Servicio Nacional para la redacción del Plan Director de defensa de avenidas en la Marina Alta, es más completa y actualizada que la del PATRICOVA.

Esto permite, por ejemplo, ha señalado la concejala de Territorio, M. Josep Ripoll, «que se acepte la ampliación del IES María Ibars dentro del sector Playa-Torrecremada, que no está afectado por inundabilidad».

En segundo lugar, «el suelo urbanizable lo reducimos, como nos indicaban las modificaciones sugeridas al Plan Estructural. Pero sí se ha validado nuestro criterio para las previsiones de crecimiento, es decir, crecer de manera que cerremos el núcleo urbano, lo que llamamos el sellado del suelo urbano», ha destacado Ripoll.

En este sentido, se admite la delimitación del suelo urbanizable de Madrigueres a Dénia hasta el Camí de la Bota, «para terminar de cerrar la trama urbana», y el suelo urbanizable de Jesús Pobre ubicado alrededor del riu rau, » como estaba previsto, por ser ésta el área de desarrollo lógico del pueblo, pero reducido a la mitad «.

Una tercera cuestión que debía ser enmendada según el primer informe de la comisión evaluadora, también ha sido parcialmente matizada y sí se podrá recalificar como urbanizable la zona verde de Alqueries-Bosc de Diana. La concejala ha puntualizado que esta recalificación tiene el objetivo de facilitar las gestiones para acondicionar el futuro parque.

Por lo tanto, ha recordado el alcalde, Vicent Grimalt, «como destacamos hace unos meses, el primer informe, que ya era favorable pero condicionado a una serie de modificaciones, no suponía ningún obstáculo de importancia para el proceso de aprobación del nuevo planeamiento urbanístico de la ciudad». «Hoy anunciamos un gran logro», ha insistido Grimalt, «y efectivamente el modelo urbanístico, y de futuro, el proyecto de ciudad que hemos propuesto para Dénia, ha recibido el visto bueno del máximo órgano medioambiental».

«Nos tocaba ya redactar un plan perdurable en el tiempo, que acabe con la anarquía urbanística y la inseguridad jurídica consecuente, y subirnos al carro de la sostenibilidad y cambiar lo que es necesario cambiar para avanzar hacia ciudades más habitables».

Una vez concluido este trámite de la DATE, «el más costoso», el Ayuntamiento de Dénia redactará la versión definitiva del Plan General Estructural, con el objetivo de tenerlo definitivamente aprobado antes de que acabe la legislatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies