María José Gómez-Pimpollo: "Participación, democracia y transparencia en Dénia"

La profundización democrática solo será posible reformando las formas de hacer política y apostando por la democracia participativa para conseguir un cambio político que conlleve un giro económico, social, cultural y ético, desde la participación ciudadana y la transparencia en la gestión de lo público en la ciudad de Dénia. La mejor herramienta para garantizar el pleno reconocimiento y ejercicio de este derecho es la existencia de una ordenanza de acceso a la información: la información de las instituciones públicas debe ser accesible a los ciudadanos y, al mismo tiempo, las instituciones deben ser activas en el ofrecimiento de esa información.

Se ha de democratizar el funcionamiento del Ayuntamiento de Dénia para asegurar la trasparencia en la toma de decisiones, la participación de las minorías y el control ciudadano. No queremos gobernar por delegación, sino con participación. La participación ciudadana se constituye en el eje vertebral y trasversal de nuestra propuesta, que se fundamenta en el convencimiento: a mayor participación, mayor democracia. Desde la Administración se debe trabajar conjuntamente con la sociedad civil y trabajar porque la gente participe. No debemos dejar el control democrático a banqueros o empresas o grupos de presión y, por ello, queremos impulsar desde el ayuntamiento procesos de intervención directa en las decisiones que se toman, para que la ciudadanía sepa lo que pasa.

Se trata de avanzar a una democracia participativa que ponga a los ciudadanos y ciudadanas de Dénia en el centro de la política y la economía y que posibilite su participación en las decisiones de los Gobiernos, en la planificación y ejecución de las políticas públicas y en la gestión de los servicios públicos. Se ha de fomentar la participación ciudadana en la gestión de los bienes y servicios públicos, que permita a la ciudadanía participar en la elección de los modelos de organización, funcionamiento y definición de objetivos de los servicios públicos. El ejercicio de este derecho se puede realizar a través de mecanismos como la democracia representativa, directa y comunitaria, como pueden ser las audiencias públicas, las asambleas de barrio, los consejos autónomos, la auditoría de la deuda, los observatorios populares y el Consejo de Participación.

Estableceremos presupuestos participativos, para que en la gestación, gestión y control de los presupuestos del ayuntamiento haya participación de los ciudadanos/as. Defendemos la participación de los ciudadanos/as y de los trabajadores/as en los órganos de dirección de los organismos autónomos o empresas públicas. En una verdadera democracia sólo es posible una auténtica participación por parte de la ciudadanía si ésta puede acceder en igualdad de condiciones a todo tipo de información que se encuentre en poder de cualquier autoridad pública o de cualquier entidad privada que realice funciones públicas.

El derecho de acceso a la información es un derecho fundamental de toda persona, que debe poder ejercerse sin necesidad de justificar las razones por las que se solicita la información. Y eso, pasará en Dénia, levantaremos las sombras y nubarrones.

María-José-Gómez-Pimpollo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies