Miguel Lago divierte desde el Condado Dénia a toda la Marina Alta

El monologuista Miguel Lago, llegó, llenó la sala Condado y sorprendió a un público que no dejó de reír durante una hora y media que duró su espectáculo «Soy muy hijo de puta», un monólogo con guiños a la actualidad que ha dejado en España la crisis económica. El comediante gallego dio rienda suelta a su críticas irónicas al sistema con su humor, sobre todo, políticamente incorrecto para dar un repaso a la situación real de la sociedad española.

Como parte de su personaje, Lago, se subió al escenario del Condado con su traje impecable para dar paso al one man show, un Miguel Lago (Vigo 1981) cuyo referente es Ricky Gervais, con el que coincide en su humor sin concesiones, políticamente incorrecto. Lago lo adereza con su traje perfectamente planchado, inspirado en Jerry Seinfield, y un arma infalible: la retranca gallega, con su mezcla de ironía y mala leche.

Miguel Lago es licenciado en Filología Hispánica, “por tener algo seguro si no salía bien lo del espectáculo”, como él mismo explica en su monólogo ‘c (volumen 3)’, uno de los nueve que ha grabado en Comedy Central, y su preferido de todos ellos: “Es el más televisivo, prefiero los últimos trabajos a los primeros, aunque son más impulsivos y espontáneos y me reconozco en ellos cuando se siguen reponiendo”.

Con su peinado a lo Mario Conde (aunque no siempre fue así), Lago ha hecho que su arrogante y sincero alter-ego cautive a un público muy amplio, incluidos presidentes de Gobierno o directivos de empresas. “Funciona bien, a pesar de haber elegido un camino que no es el mayoritario. Pero mi máxima es que si algo es divertido, es bueno; y si es bueno, funciona”, asegura.

MIGUEL-LAGO-02

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies