Opinión PP Dénia: Doce meses, mucho que olvidar y poco que recordar

Raudo pasa el tiempo, y nos deja ya con la estela de doce meses consumidos de legislatura. Tiempo en el que lo que más recordamos, lamentablemente, son los temporales de septiembre y enero y el maldito COVID-19 que nos sigue azotando.

Aun así, nos vienen a la memoria tantos temas pendientes, que lejos de darles solución, este equipo de des-gobierno prioriza otros frentes, de afectación directa de nuestra convivencia, y a los que ni tan siquiera nos realiza una mísera consulta.

  • ¿Qué ha pasado con la lamentable situación de las instalaciones deportivas de Madrigueres, denunciada en varias ocasiones por nuestro grupo? NADA.
  • ¿Qué ha pasado con el famoso nuevo pliego para la contrata de la Basura? NADA.
  • ¿Qué novedades tenemos sobre el PGE, al que tanto bombo y platillo les ha dado nuestro equipo de gobierno? NINGUNA.
  • ¿Cuánto tiempo tiene que pasar para que podamos de nuevo disfrutar del pabellón municipal? NI IDEA.
  • ¿Cuantos meses faltaran para que Denia tenga implantado el Plan de Ayudas al Comercio por el COVID-19? INCOGNITA
  • ¿Qué efectividad ha tenido el Plan de ayudas para la Hostelería por el COVID-19? NINGUNA
  • ¿Se han consensuado las obras en pleno casco urbano, en plena temporada de verano, para la “reordenación” del tráfico? NI POR ASOMO.
  • El Partido Popular presentó una moción para el reacondicionamiento de las instalaciones del Trinquet “el Rovellet”, a cargo íntegramente de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte. ¿Se ha tramitado?, ¿Han visto ustedes alguna actuación en dicha instalación?

Y así podríamos seguir, desgranando temas a los que no han sabido darle solución, o lo que es peor, no han querido.

Y ante, este ramillete de penosa gestión y de mucha demagogia velada,  el Partido Popular trabaja de modo firme y claro para que no se vulneren derechos fundamentales: es por ello que denunciamos el requisito lingüístico aprobado por el PSOE, totalmente contrario a derecho, que vulnera la doctrina constitucional sobre la cooficialidad de las lenguas oficiales y la paridad y el equilibrio que debe existir entre las mismas, vulnera el principio de legalidad y jerarquía normativa al excederse del ámbito de la Ley del Uso y Enseñanza del Valenciano y es contraria a la Constitución Española y supone la violación de los principios de gradualidad y voluntariedad con todos los grupos políticos, sin excepción, para establecer puentes que unan, que fomenten políticas que beneficien directamente a las personas, dejando a un lado egos y disputas pasadas.

Seguimos defendiendo a capa y a espada a nuestros comerciantes, tejido económico vital para la recuperación económica y social de nuestra ciudad. El comercio local de la ciudad está sufriendo desde hace demasiado tiempo graves problemas, acuciados por la crisis económica y por las nuevas costumbres sobre el consumo que los ciudadanos estamos aplicando. La protección de los negocios tradicionales, debe ser prioritario para evitar la pérdida total del comercio más próximo tal y como lo entendemos. Y ante la situación extraordinaria del COVID-19 los comerciantes no pueden esperar, y menos aún siete meses, para que el equipo de Gobierno ponga en marcha el Plan para la dinamización del Comercio Local. Muchos de nuestros comerciantes no disponen literalmente de estos 7 meses para asegurar su futuro, y aunque realicen algún experimento, ya se sabe… los experimentos mejor con gaseosa.

Y si hablamos de la situación de los hosteleros, el tema se complica aún más. El Partido Popular aboga directamente por la exención de las tasas de ocupación de vía pública (tema planteado al equipo de gobierno y que éste denegó rotundamente), y por la creación de un Reglamento de Ayudas directas que no ahoguen más la situación de este motor económico del que dependen tantas familias.

En definitiva, muchas cuestiones de calado que ni por asomo este equipo de gobierno demuestra tener mimbres para darles solución o al menos alivio.

Recordamos allá por el mes de junio del año pasado como Compromis, no tardó, ni un solo minuto, en borrar de un plumazo la sinfonía de amor eterno que destilaba el Pacte del Castell, ni rastro del “buenrollismo” que hasta hace poco nos empalagaba, ni 100 días de cortesía política…, a puerta gayola, primer pleno y zasca!, primer aviso a sus “ex-socios” de lo que se adivinaba como iba a desarrollar su oposición, pero todo quedó en un tímido postureo, ya que de ahí en adelante se han vislumbrado muchas de las políticas comunes de ambas formaciones (requisito lingüístico, peatonalización, etc…).

Y si hablamos en términos de exámenes, ahora que nuestros alumnos se están examinando de la EBAU, pues qué quieren que les digamos, que hay de todo, incluso de los que se creen que se lo saben todo, y luego no saben muy bien por qué no han llegado tan siquiera al aprobado raspadito. Sería recomendable que se decantaran por las ciencias o por las letras, pero que no anduvieran mezclándolas….

El partido popular no va a establecer ningún cordón sanitario como hace el PSOE, no ofreciéndole ninguna competencia de gobierno, ninguneándolo. Al contrario, el Partido Popular esta legislatura seguirá apoyando las políticas que considere beneficiosas para los vecinos de Denia, vengan de donde vengan, aún a pesar de críticas internas y externas, y seguirá aportando políticas que mejoren la vida de nuestros vecinos.

Esta sigue siendo nuestra hoja de ruta irrenunciable.

Grupo Municipal Popular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies