PAIDOS SUFRIO PARA ACABAR EMPATANDO ANTE EL CHELVA A CINCO GOLES

El líder de la Liga Nacional Juvenil tuvo que sufrir mucho para igualar el marcador en su partido frente al Chelva. El partido llegó al tiempo reglamentario con empate a cinco.

Los primeros minutos del partido fueron muy intensos, el Chelva se adelantó en el marcador, con el 0 a 1. Pero Paidos tuvo arrestos para no venirse abajo. Consiguió en primera instancia empatar y posteriormente ponerse por delante en el marcador.

Tras ese comienzo frenético, el juego se pausó, las defensas apretaron más y el Paidos cedió el balón a su rival. Los valencianos con un juego muy rápido tuvieron varias ocasiones para empatar, pero fallaron en los metros finales.

Los dianenses no encontraron la forma de sobrepasar el sistema defensivo de su rival. El Chelva empató al aprovechar una rápida contra que sorprendió al Paidos. Con el empate a dos, el conjunto dianense acusó el golpe.

Los valencianos se hicieron dueños del esférico y al Paidos se les vio sufrir en el campo. El técnico de los colegiales, tuvo que pedir tiempo muerto para aclarar las ideas a los suyos. No surgió efecto, por que el Chelva marcó el tercer tanto a falta de tres minutos para el descanso.

En la recta final del primer período, llegó el cuarto gol para el Chelva, al aprovechar una jugada de estrategia. Con 2 a 4 se llegó al descanso.

En el vestuario dianense, las ideas se debieron de aclarar, ya que el Paidos salió de forma muy diferente en la segunda parte. Presionó muy arriba a su rival, al que le costó mucho salir de su campo. Las ocasiones se sucedieron en la portería valenciana. Pero cuando mejor estaba el Paidos, llegó en una rápida contra, el quinto para el Chelva.

El quinto gol valenciano obligó al técnico local, Raúl Gil a arriesgar poniendo en la cancha, el portero-jugador. La nueva táctica dio sus frutos, ya que en apenas dos minutos llegaron dos goles para los colegiales. La emoción con el 4 a 5 despertó a la afición.

A falta de 4 minutos, en una jugada de rebote, el Paidos empató a cinco, pero su técnico fue ambicioso y pese a que el empate le servía, buscó la victoria, dejando al portero- jugador. Al final del choque se llegó con empate a cinco en un partido que dejó satisfecho al numeroso público que asistió al pabellón de Dénia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies