Un caballo de cartón y una tartana de madera las nuevas incorporaciones al Museu del Joguet

La familia Bas Perelló ha hecho efectiva la cesión al Museu dels Joguets de Dénia de dos juguetes emblemáticos de la producción juguetera de Dénia y la comarca de la Marina Alta: un caballo de cartón fabricado en torno a 1915 y un carro de madera característico de la producción de las fábricas dianenses de los años 40 del pasado siglo.

 
Según ha explicado Bartolomé Bas Segarra en representación de la familia, el caballo de cartón data de 1915 o años próximos y en origen fue propiedad de una acaudalada familia de Xàbia propietaria de un horno. Siendo un niño, a finales de la década de los años 20, el padre de Bartolomé Bas ya aparece en un retrato junto a este caballo de juguete y décadas después, ha sido su hijo, Bartolomé, quien junto a su esposa decide restaurar esta pieza, recurriendo para ello a la dianense Josepa Padín Devesa.
 
Respecto a la fabricación de la pieza, el director del museo, Josep Antoni Gisbert, ha indicado que es de factura similar a otros dos ejemplares que hay en el Museu dels Joguets, añadiendo que las dos fábricas más importantes de caballos de cartón de los años 20 y la posguerra se encontraban en la localidad de Pego. Luego, estos juguetes eran comercializados por fábricas dianenses como la de Luis Romans, que los ofrecía en sus catálogos.
 
Este caballo de cartón, “una auténtica joya muy bien restaurada por Padín”, ha sido elegido por la dirección del museo “pieza del año”, por lo que durante 2018 se integrará en la exposición permanente del Museu dels Joguets de Dénia, según ha anunciado Gisbert. Asimismo, el museo editará un díptico explicativo de la pieza, con fotografías de la época, para su difusión entre las miles de personas que cada año visitan sus instalaciones.
 
El carro de madera, restaurado también por los Bas Perelló en un especialista de Xàbia, es, en palabras de Gisbert, “un juguete absolutamente emblemático de la producción de Dénia”. Se trata de una tartana de madera que, por las características de los radios de las ruedas, fue fabricada en los años 40, “aunque no sabemos exactamente en qué fábrica”, ha añadido Gisbert.
 
El concejal de Cultura, Rafa Carrió, ha agradecido a la familia Bas Perelló, estrechamente vinculada a Dénia, la donación de dos piezas tan especiales, destacando que con su gesto permiten que otras muchas personas puedan disfrutarlas. “Así es como hacemos país y como hacemos historia”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies