Un centenar de pasajeros del MS Amadea desembarca en Dénia

Aunque con dos horas de retraso, el MS Amadea atracó ayer frente a Dénia para que sus más de 500 pasajeros pudieran disfrutar de la ciudad. Fueron un centenar de cruceristas los que sobre las 18:30 horas llegaron al puerto de Dénia donde les esperaban varios técnicos de la Oficina de Turismo de Dénia para informarles sobre los lugares emblemáticos, listado de restaurantes y dos rutas: una por la zona marinera y otra por el centro histórico.

La escala en Dénia del MS Amadea se prolongó apenas tres horas aunque sus pasajeros pudieron realizar un recorrido en el tren turístico, si bien no pudieron acceder al principal monumento de la ciudad, el Castillo, porque a esas horas ya había cerrado sus puertas.

Alrededor de las 22 horas, las embarcaciones nodriza del buque volvieron al puerto de Dénia para recoger a sus pasajeros y reemprender el viaje hacia Barcelona. El MS Amadea viaja con 512 pasajeros de nacionalidad alemana que partieron desde Bremerhauer (Alemania) el pasado 28 de septiembre y en su ruta visitará ciudades costeras de Reino Unido, Irlanda, las Azores, Madeira, Marruecos y España hasta llegar a Niza, su destino final. En España hará escala en Almería, Benidorm, Dénia y Barcelona.

Falta de previsión

El retraso con el que el crucero alemán llegó a Dénia, impidió a los cruceristas visitar el principal monumento de la ciudad ya que cuando el pasaje desembarcó, las instalaciones ya estaban cerradas. Un hecho que ha sido muy criticado por el grupo municipal socialista que tildan de » falta de previsión y estrategia turística» ya que aseguran, el Ayuntamiento perdió «una oportunidad de oro para afianzar este tipo de turismo en Dénia».

El concejal socialista encargado de temas turísticos, Paco Roselló, ha lamentado que “tantos años esperando que lleguen los cruceros y en 2 minutos el PP lo torpedea todo debido a la ausencia de una estrategia y preparación definida sobre este tipo de turismo”.
Desde filas socialistas han lamentado que el Ayuntamiento no previera con antelación una visita guiada al castillo o alguna ruta teatralizada sobre la ciudad en alemán como se realizó en otras ocasiones que hubiera servido de atractivo para que la expedición que visitó la ciudad fuera mayor que los cerca de 50 turistas que bajaron del crucero.
Paco Roselló ha responsabilizado directamente del fracaso a Ana Kringe como máxima responsable en materia turística de la ciudad. “Mal vamos si estamos dos años esperando la oportunidad de tener turismo de cruceros y cuando éstos bajan se encuentran sin servicio de tren turístico y con las puertas del castillo cerradas”, ha señalado el concejal socialista.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies