Xaló retoma los trabajos de las pinturas rupestres de la Cova del Mansano

La limpieza y conservación de los paneles pictóricos fue interrumpida a causa de la pandemia

El valor inculcable de las pinturas rupestres de la Cova del Mansano de Xaló, reconocido en forma de Patrimonio de la Humanidad, obligó al cierre perimetral del abrigo en febrero de 2019. De ese manera se evitó cualquier daño sobre las pinturas. Entonces también se va mejor el acceso al exterior de la cueva. Un proyecto desarrollado por la Concejalía de Cultura y el Museo Etnológico de Xaló.

Este año empezó la segunda fase de la conservación de este valioso yacimiento artístico prehistórico. Los trabajos, que consisten en la limpieza de los paneles pictóricos, empezaron a principios de año pero la pandemia de la Covid-19 comportó la paralización.

Los trabajos, muy especializados, son realizados por los expertos del Ivacor (Instituto valenciano de conservación y recuperación de bienes culturales). Al respeto, el regidor de Patrimonio, Gerard Fullana, ha explicado que “es probable que la trabajos que están haciendo descubra algún detalle más o incluso algún nuevo panel pictórico”.

El coste de los trabajos de conservación es de 14.500 euros, de los cuales casi 10.000 € son aportados por el Ministerio de Cultura. Una vez estén acabados, se iniciará la tercera fase, que será la puesta en valor de estas pinturas rupestres.

El abrigo del Mansano constituye uno de los conjuntos con arte prehistórico de tipo Levantino y Esquemático rupestre más singulares de las comarcas de Alicante, debido especialmente a la existencia de representaciones tanto de antropomorfos y zoomorfs realizados mediante la técnica del listado que datan de unos 7.200 años antes de nuestra Era. Así como también por los numerosos plafones que conforman el conjunto, la riqueza y la complejidad narrativa de alguna de las escenas que representa.

Recuperación de un histórico aljibe de piedra en seco

La Concejalía de Patrimonio y el Museo Etnológico de Xaló han iniciado los trámites para recibir una subvención quepermete la recuperación de un aljibe histórico situado dentro del término xaloner. La característica principal que dota de valor este aljibe, situado cerca del paraje de la Devesa, es que conserva la vuelta de piedra en seco, técnica con qué fue construido. Su datación es entre los siglos XVIII y XIX, según ha explicado Rubén Vidal, técnico del museo.

Los trabajos que se realizarán en el aljibe consistirán en tres fases: primero un desbroce del aljibe y el entorno, en segundo lugar la restauración arquitectónica y, finalmente, la puesta en valor.

Según el concejal de Patrimonio, Gerard Fullana, “consideramos que es importante conservar este aljibe porque al margen de su propio valor, está ubicado en una zona de de diferentes senders y, por lo tanto, sumará un elemento patrimonial al atractivo paisagístic”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies