15.000 firmas en contra de la Urbanización Las Olas llegan a les Corts Valencianes

Más que 15.000 firmas lleva ya la resolución de protesta SOS Dénia contra la polémica urbanización Las Olas en primera línea de Dénia. Aunque las obras del bloque de apartamentos avanzan, los ciudadanos siguen expresando su desacuerdo con este edificio de cinco plantas con garaje subterráneo y 19 apartamentos de lujo en unas de las zonas mas sensibles del litoral dianense. Los miles de ciudadanos piden al mismo tiempo mayores medidas de protección para la playa afectada.

La plataforma Protejamos la Playa recuerda que la construcción de Las Olas en el tramo Blay Beach de Les Marines está ensombrecido por la sospecha de irregularidades durante la gestión de la licencia de obras como en la actual fase de construcción.

Unas de las ultimas irregularidades es el continuo bombeo de millones de litros de aguas freáticas para poder construir los cimientos del complejo. Todo esto sin el necesario permiso e ignorando una paralización decretada por el Ayuntamiento.

De esta ultima ilegalidad conocida se puede sacar dos conclusiones. Primero: que la constructora está indicando con su actitud que no parece dispuesta a respetar demasiado las reglas de juego. Lo que deja temer nada bueno para el futuro desarrollo de la construcción. Segundo: que el Ayuntamiento, hasta ahora, no parece muy interesado en garantizar la legalidad en esta obra que se ha convertido en unos de los proyectos mas polémicos del municipio.

Quizás las preguntas parlamentarias que el grupo Podemos/Podem lanzó hace poco en Les Corts Valencianes pueden arrojar algo de luz en este turbio asunto. La diputada Beatriz Gascó Verdier disparó allí una serie de preguntas sobre la legalidad de la urbanización y su impacto en la playa Les Marines de Dénia. Y también sobre su compatibilidad con los compromisos medioambientales del gobierno valenciano, formado por Socialistas y Compromís.

La diputada pide respuestas al Consell y en especial a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Desarrollo Rural y Cambio Climático al total de once preguntas. Entre ellas se encuentran las siguientes:

“¿Cumple la construcción del complejo urbanístico Las Olas en la playa de Blay Beach en la costa de Les Marines de Dénia con todos los requisitos legales?”

“¿Consideran que las actuaciones llevadas a cabo por el Consell son suficientes para cumplir con su obligación de proteger el dominio público en la playa de Blay Beach de la costa de les Marines de Denia y en su zona de influencia y de llevar a cabo todas las medidas necesarias para evitar dañar ese dominio público?”

“¿Qué actuaciones se han llevado a cabo – junto con las demás administraciones – para salvar y restaurar el tramo de la playa Blay Beach de les Marines de Dénia?”

“¿Qué posibilidades ve el Consell de proteger en el futuro el tramo Blay Beach de Les Marines en Dénia y evitar en este tramo de playa nuevos excesos urbanísticos, que solo pueden, como aseguran todas las instituciones científicas y públicas, empeorar la situación de esta zona?”

Dotar al amenazado Blay Beach de una mayor protección urbanística ha sido siempre una reclamación clave de la plataforma Protejamos la Playa, en la cual se organizaron cientos de vecinos de la zona. La plataforma ya demandó en los actos de participación ciudadana sobre las futuras normas urbanísticas de Dénia limitar las alturas y la edificabilidad en primera línea y especialmente en tramos sensibles como el Blay Beach.

Ante la actual revisión de las Normas Urbanísticas Transitorias (NUT) en el Consistorio de Dénia como en la Generalitat Valenciana la plataforma insiste en sus alegaciones presentadas dentro del proceso legal de exposición publica de las nuevas normas: En estas alegaciones se solicitó: “Introducir en las Normas Urbanísticas Transitorias unos parámetros urbanísticos que impidan nuevos excesos de construcción en primera línea de este tramo en regresión”.

Como ultimo la plataforma lamenta el nuevo ataque medio ambiental que se ha cometido para la reciente regeneración del Blay Beach: Según pudieron observar los vecinos, los operarios de la administración estatal de Costas extrajeron en junio en la cercana playa Els Molins miles de toneladas de arena para verterlas en el Blay Beach y recuperar allí una estrecha franja de playa de apenas unos cinco metros. Pero con sus excavadoras destruyeron al mismo tiempo en Els Molins una duna en formación con nidos del chorlitejo patinegro, un ave cada vez mas amenazada en el litoral.

Aparte del daño ecológico causado con esta acción, ya es más que conocido que este tipo de regeneraciones son nada mas que parches, que duran solo pocos meses y no resuelven la progresiva regresión de este tramo de playa. Así, una vez mas la plataforma Protejamos la Playa, que se ve hoy en día apoyada por las firmas de mas de 15.000 personas, reclama soluciones duraderas y sostenibles para salvar la playa Blay Beach.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies