Ante el cierre del Tram Dénia – Calp el CEDMA considera muy desafortunada esta decisión sin aviso previo y en plena temporada alta

La decisión de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana de cerrar hoy mismo la línea del TRAM entre Dénia y Calp por motivos de seguridad y sin fecha para la reanudación del servicio, es un verdadero mazazo para la comarca. Puesto que el sector turístico es el motor de la economía en la Marina Alta, el CEDMA considera muy desafortunado que esta decisión sea tomada, sin aviso previo, el 28 de julio, en plena temporada alta y de cara al mes que más usuarios suele tener esta línea. En principio, se afirma que es una medida provisional, pero hay muchas decisiones temporales que se convierten fácilmente en definitivas.

Resulta chocante que se haya tomado esta resolución de un día para otro y que durante el acto de inauguración de las obras del tramo Altea-Calp, celebrado la semana pasada, nadie dijera nada al respecto. Los políticos pecan de no confiar en la madurez de la ciudadanía porque si lo hicieran, nos informarían primero de los problemas que nos pueden afectar y después tomarían las decisiones pertinentes. Hace ya meses que se habla del mal estado de la vía. De hecho, FGV decidió reducir los límites de velocidad de circulación del TRAM entre Dénia y Calp en el otoño de 2015. Tras esta primera medida, ¿no habría sido mejor suprimir la línea en los meses de invierno y comenzar en ese momento los trabajos de mejora que tanto necesita este tramo?

La Marina Alta se ha quedado completamente aislada por vía ferroviaria justo en el momento en que desde CEDMA se ha intensificado la campaña para reivindicar la conexión de la comarca con el resto del mundo, especialmente a través del Tren de la Costa. “A estas alturas, dependiendo del turismo y la actividad comercial, no podemos permitirnos el lujo de quedarnos rezagados y perder competitividad por la falta de infraestructuras. En vez de avanzar, estamos retrocediendo”, afirma la vicepresidenta delegada de Turismo y Comercio, Isabel Agulles. Esperemos que los trabajos de adecuación del tramo se lleven a cabo con celeridad para poner la línea de nuevo en funcionamiento lo antes posible.

En Tren de la Costa, seguimos esperando que el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, convoque a esta Federación para darnos más detalles sobre el informe de Fomento, las posibles alegaciones al trazado a plantear por el Ayuntamiento y las acciones a emprender conjuntamente. Desde CEDMA han sido varios y numerosos los ofrecimientos de colaboración y cooperación en este asunto.
Además de las molestias para los usuarios, el cierre del tramo Dénia-Calp va a suponer muchos otros inconvenientes puesto que supondrá la circulación de autobuses por el centro de diferentes localidades para llevar a los pasajeros del TRAM, en plena temporada alta. El Cercle Empresarial de la Marina Alta espera que, al menos, este parón de la circulación del tren sea aprovechada por el Ayuntamiento de Dénia para solucionar (no en agosto, evidentemente) el problema del cruce de la calle Diana con Joan Fuster, tomando medidas definitivas que mejoren la circulación en ese punto negro.

IMG_4029

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies