Buen arranque en la Liga Valenciana para el el Dénia Básquet

El equipo Senior Masculino Nacional comenzó su participación en la Lliga Valenciana de pretemporada venciendo en la siempre difícil cancha de Altea (61-78).

Pese a tratarse del primer partido de la temporada para los de Bernardo Sanz, pudieron empezar a verse sobre la pista las dinámicas que el cuerpo técnico ha ido introduciendo en los entrenamientos desarrollados durante la pretemporada, con el acento puesto especialmente en el apartado defensivo.

Tras un inicio igualado, el alto ritmo de juego impuesto por el equipo dianenes y el acierto en el tiro exterior, dieron las primeras ventajas que estiramos hasta alcanzar los 20 puntos al llegar al descanso.

En la segunda parte el Denia Básquet pudo mantener las diferencias pese a ser algo más irregulares en ataque, al superar a sus rivales en el rebote. Altea tiró de orgullo e intentó meterse de nuevo en el encuentro, pero el equipo supo contestar cada una de sus buenas rachas para estabilizar la ventaja siempre por encima de los quince puntos, hasta sentenciar el encuentro.

El equipo Senior Femenino también se impuso en su primer compromiso del curso al derrotar en Joan Fuster a las chicas de Jorge Juan de Novelda (55-39).

Las visitantes pusieron muy difíciles las cosas sin conceder un respiro a las jugadoras de Juan Luis Pérez en ningún momento del enfrentamiento.

Tras un buen inicio se logró abrir una pequeña diferencia que se mantuvo hasta alcanzar el descanso diez puntos arriba en el marcador.

La reacción de las de Novelda tras el paso por vestuarios comprimió el tanteo hasta acercarse a un punto de distancia en el tercer periodo, entrándose en una fase de igualdad en los siguientes minutos.

En el último cuarto el Dénia supo mantener la calma y ser más agresivas en ataque, rompiendo el partido sólo en los últimos minutos al saber sobreponerse al cansancio que llevaban acumulado hasta ese momento.

La tercera victoria para la representación dianense la sumó el equipo Junior Masculino que estrenó la temporada sufriendo en el pabellón de Joan Fuster para imponerse a CB Pego (71-61).

Un primer cuarto excelente de los de Rubén Velázquez dejaba la impresión en la grada de que el partido sería plácido para los nuestros (24-12). Pero Pego reaccionó reduciendo distancias en el segundo cuarto, dándonos un aviso de lo que estaba por venir.

Tras el descanso, después de un igualado tercer cuarto, volvimos a tomar las riendas para entrar en el último periodo con ventaja de dieciséis puntos (52-36).

La facilidad con la que habíamos resuelto el primer momento complejo del encuentro no nos permitió entender el ritmo que nos convenía, y el partido se convirtió en un ir y venir de posesiones cortas que conllevaban muchas pérdidas de balón y bajos porcentajes.

En ese escenario Pego se movió más cómodo y remontó la distancia hasta ponerse a un sólo punto de distancia cuando restaban tres minutos por jugar.

El equipo supo recomponerse y en los últimos instantes amplió su ventaja consiguiendo una sufrida victoria en su debut en la competición que debe servirles para madurar en su juego.

Menos problemas tuvo el equipo Cadete Masculino DBC 08 para derrotar a CD Paidos en el pabellón de Beniarbeig en un partido que dominó de principio a fin (5-46).

Con sólo dos semanas de entrenamientos acumulados, Pascual Miralles, que dirigirá este curso a los chicos 2008, quería ver si los conceptos introducidos en los entrenamientos tenían transferencia a la competición.

Salimos desde el principio con una defensa presionante y muy activa que nos concedió la posibilidad de realizar rápidas transiciones.

Fuimos capaces de no bajar el ritmo durante todo el partido y poco a poco fuimos aumentando las diferencias hasta cerrar el marcador.

Muy buenas sensaciones que reforzarán sin dida el trabajo de preparación del equipo.

La única derrota de la jornada para nuestros equipos llegó en la mañana del domingo cuando un excelente Montemar San Blas se impuso en el pabellón de Joan Fuster a las chicas del Infantil Femenino DBC 09 (32-60).

Su alto ritmo de juego en ataque y su defensa presionante durante los 40 minutos fue desgastando nuestra resistencia haciéndonos cometer muchos errores.

Pese al resultado, el partido nos resultó realmente muy válido para retomar sensaciones y también para reflexionar sobre lo que debemos trabajar para ser capaces de competir a un mayor nivel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.