Centenares de niños ofrecen una calurosa bienvenida a los Reyes Magos de Oriente

Los niños de Dénia vivieron el lunes una tarde muy especial, llena de ilusión y nervios, a la espera de los Reyes Magos de Oriente. Sus Majestades llegaron sobre las 18 horas al puerto de Dénia a lomos de sus camellos, y acompañados por un gran séquito real.

Tras montar en sus carrozas, cedidas por las fallas de Dénia y readaptadas para la cabalgata, Melchor, Gaspar y Baltasar iniciaron el recorrido hasta el Ayuntamiento. Por el camino repartieron kilos de caramelos a los pequeños que se agolpaban a ambos lados de Marqués de Campo y calle Diana. Un gran desfile que este año ha crecido en número ya que ha contado con tres cuerpos de baile de diferentes academias y escuelas de la ciudad, varias formaciones musicales y un gran número de animales como ocas, búfalos de agua, camellos, caballos, ovejas y cabras además de una llama.

Una vez en el consistorio, y tras la adoración al niños Jesús, sus majestades se dirigieron a todos los dianenses, y muy especialmente a los niños de Dénia. Fue Baltasar el encargado de dirigir unas palabras al público que llenaba la plaza de la Constitución. Baltasar, además de pedir a todos los niños de Dénia que se portaran bien, deseó que el próximo año «tengamos un recibimiento como el que hoy nos habéis dado». La alcaldesa de Dénia, Ana Kringe también pronunció unas palabras a los vecinos de Dénia, y se enorgulleció de tener el Ayuntamiento «lleno de sacos con regalos» para los niños de la ciudad.

Como ya es tradición, un pequeño castillo de fuegos artificiales cerró el acto y despidió a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente hasta el año que viene.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies