Compromís per Dénia presentará en el pleno una moción para dar soporte al sector agroalimentario valenciano

Compromís per Dénia ha presentado una moción, para su debate y aprobación en el próximo plenario, de reconocimiento y apoyo a todo el sector agroalimentario valenciano, instando en el gobierno español a que defiendo a Europa los intereses del campo valenciano, y con medidas de aplicación en los ámbitos tanto nacional como comunitario.

En la moción, se considera que la COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia de tener un sector agrario vivo. Eva Ronda, concejala de Compromís, ha apuntado que “tenemos que valorar y reconocer al trabajador agrario valenciano la dignidad que en justicia merece, y hacer patentiza nuestra clara voluntad de ayuda y colaboración desde todas las instituciones en que nos encontramos presentes”.

En este sentido, la edil ha añadido que “a pesar de haber sido la tercera comunidad autónoma en 2019 en el ranking de exportaciones de productos agroalimentarios, se han sufrido campañas desastrosas (como la de la naranja) y tratados de Libre Comercio de la UE y terceros países que atentan contra la rentabilidad de las producciones agropecuarias valencianas”.

Por eso, entre los acuerdos de la moción, Compromís propone el arbitraje de las instituciones para hacer efectivo un sistema retributivo más justo para las explotaciones agropecuarias, así como pedir en el Parlamento español que apruebe una denuncia contra los tratados de libre comercio que van contra nuestra agricultura. Hay que recordar el Tratado en la África Meridional, con el que los valencianos sufren la competencia desleal de Suráfrica contra la citricultura valenciana; el tratado más reciente con Vietnam por el que se introducirá sin aranceles en la UE arroz, “que es un cultivo milenario y arraigado en nuestra identidad”; el acuerdo con MERCOSUR, permitiendo la entrada de carnes y zumos de cítricos; o el de la PEC (Política Agrícola Común), que mantiene una distribución de ayudas en beneficio de los grandes productores de un modelo extensivo “propio de una agricultura que no tiene nada que ver con la nuestra”.

Por otro lado, la moción insta en el Gobierno y a los eurodiputados españoles a que defienden una serie de medidas “ante la competencia desleal de las importaciones otros países”, como son la prohibición de entrada en territorio europeo de productos tratados con plaguicidas y fungicidas, volver a pedir rigurosidad en la inspección en puertos, y el cierre de fronteras a los países que no garanticen una completa sanidad vegetal en sus exportaciones. Además, se propone establecer gravámenes para las importaciones de aquellos países con dumping fiscal y que contaminan el medio ambiente, demandar la trazabilidad y etiquetado de todos los productos importados, y establecer mecanismos de compensación en los agricultores afectados por los actuales tratados.

Por último, se solicita al Gobierno y Conselleria, cambios en la normativa de competencia para posibilitar precios dignos al agricultor; más presupuesto en la lucha contra plagas y para la gestión de crisis; planes de ayudas para la modernización de las explotaciones/industrias, y realizar estudios y ayudas por el trabajo que el sector agrario realiza en la preservación del medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies