El Ayuntamiento de Dénia lanza un primer paquete de medidas para hacer frente a las consecuencias de la crisis derivada de la pandemia

Los grupos políticos municipales del PSPV-PSOE, Compromís, PP, Ciudadanos y Gent de Dénia han consensuado un primer paquete de medidas fiscales, económicas, sociales y de políticas públicas para la recuperación económica que permiten hacer frente a la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19. Estas primeras medidas se ratificaron lunes en la primera reunión de la Comisión Interdepartamental creada para gestionar las políticas públicas locales frente a la actual crisis sanitaria. Esta comisión está integrada por el alcalde, Vicent Grimalt, los concejales del equipo de gobierno, los portavoces de los grupos municipales y personal técnico de los departamentos implicados.

Este conjunto de medidas recoge varias propuestas y aportaciones realizadas por agentes económicos y sociales que forman la Mesa Municipal de Empleo de Dénia. Se trata de un paquete «dinámico, no cerrado, que puede ir modificándose en función de la evolución de esta crisis sanitaria y sus consecuencias», segundos ha señalado Vicent Grimalt.

El presupuesto inicial para llevar adelante este primer plan de acciones supera los 2 millones de euros y será financiado a cargo del remanente de tesorería del 2019 y con otras partidas del presupuesto municipal de 2020 que habían sido creadas para financiar medidas sociales y planes de ocupación municipal durante este ejercicio.

Las medidas fueron presentadas ayer por el alcalde, Vicent Grimalt, el concejal de Servicios Económicos, Paco Roselló, la concejala de Bienestar Social, Cristina Morera y los portavoces de Compromís, Rafa Carrió; Partido Popular, Maria Mut; Ciudadanos, Susana Mut; y Gent de Dénia, Mario Vidal.

Entre las medidas de apoyo fiscal y económico a empresas y autónomos destacan las ayudas para el pago de tasas e impuestos que el Ayuntamiento de Dénia tiene delegados en SUMA, como la basura y la ocupación de vía pública, a las que se destinan cerca de 700.000 euros; el compromiso de modificar las ordenanzas fiscales de 2021 para bonificar los impuestos a empresas y autónomos que han sufrido la reducción de su actividad económica por la crisis sanitaria; la devolución proporcional de los recibos de actividades y talleres del ayuntamiento que han sido totalmente suspendidas desde el decreto de alarma; la suspensión y aplazamiento de las liquidaciones de los puestos del mercado, cafeterías y otras dependencias que el ayuntamiento tiene concesionadas o el aplazamiento de las liquidaciones referentes a los impuestos de obras menores y mayores (ICIO) durante el estado de alarma.

Además, el ayuntamiento agilizará y reactivará la contratación pública como medida para contribuir a la recuperación de la actividad económica y se compromete a mantener las obras previstas en la partida de inversiones de 2020 con un presupuesto total de 10,6 millones de euros.

La agilización del pago de facturas a proveedores y de las devoluciones de avales y garantías para mejorar la liquidez de las empresas es otra de las medidas acordadas. También se suspenden los cortes de agua por falta de pago en 2020 y en el Consejo de Aguas se tomarán otras medidas adicionales de ayuda a particulares y empresas.

Las medidas sociales dirigidas a ayudar las familias, personas y colectivos más vulnerables tienen un peso relevante dentro de este conjunto de acciones y contarán con un presupuesto aproximado de 1,4 millones de euros.

Incluyen aumentar la partida dedicada en las ayudas económicas directas, conocidas como PEIS, para usuarios que no pueden hacer frente a las necesidades básicas como la vivienda, la alimentación o la adquisición de medicamentos. Inicialmente se había presupuestado para 2020 la cantidad de 230.000 euros y, para hacer frente a las necesidades originadas por la crisis del coronavirus, la partida se ha aumentado a 600.000 euros.

También se destinarán 100.000 euros a ayudas a la conciliación de la vida laboral y familiar para familias con niños de 0 a 2 años, se destinarán 300.000 euros a nuevas ayudas directas a las familias más vulnerables y se incrementará la plantilla de los Servicios Sociales municipales con seis profesionales «para atender todas las necesidades de la ciudadanía», en palabras de Cristina Morera. Este refuerzo del personal permitirá agilizar la tramitación de la Renta Valenciana de Inclusión, las solicitudes de dependencia y las ayudas económicas directas, también el Servicio de Atención a domicilio y el Servicio de Atención Jurídica del departamento.

En este paquete de medidas se ha incluido también una partida próxima en los 290.000 euros para la compra de material y otras necesidades en la gestión de la residencia de Santa Llúcia para hacer frente a la pandemia.

Finalmente, el ayuntamiento convocará ayudas de alquiler que complementan los programas en marcha de la Generalitat Valenciana. En este apartado destinará un presupuesto de 20.000 euros.

Respecto a las medidas de reactivación económica, y a falta de cuantificar algunas de las previstas, el ayuntamiento destinará un presupuesto de 445.000 euros durante 2020. Estas medidas pasan por el refuerzo presupuestario del Plan Municipal de Ocupación 2020, que triplica la cantidad asignada e irá dirigido a la contratación de personal para la realización de servicios de proximidad.

El impulso del comercio local es otro de los pilares de esta reactivación y el ayuntamiento lo llevará a cabo con iniciativas como el proyecto de escaparate virtual, para dar visibilidad al sector y facilitar las compras en linea, o la puesta en marcha del Plan Municipal de Comercio.

En materia turística, el ayuntamiento llevará a cabo, durante el estado de alarma y con posterioridad, campañas de publicidad y promoción para posicionar Dénia como «destino saludable, sostenible, responsable y de calidad», en palabras del alcalde y concejal de Turismo, Vicent Grimalt.

También está previsto poner en marcha un plan municipal para la conversión de Dénia en ciudad inteligente o smart city, con un gasto estimado de 50.000 euros.

La creación de un foro para la reactivación económica de la ciudad a partir de la Mesa Municipal de Empleo, que repiense el actual modelo productivo de la ciudad y el diseño de políticas públicas a largo plazo ligadas a la economía verde, y el desarrollo del proyecto «Bancalet» que comporta el fomento de la agricultura de proximidad como medida de reactivación económica son otros de los proyectos con que el Ayuntamiento de Dénia trabajará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies