El servicio de vigilancia y socorrismo realiza campañas de concienciación medioambiental con escolares en las playas de Dénia

La empresa Eulen, concesionaria del servicio de vigilancia y socorrismo en las playas, organizó el pasado viernes una actividad de limpieza en la playa del Raset y la suelta de una tortuga recuperada en el ARCA del Mar del Oceanogràfic. “La iniciativa forma parte de un conjunto de actividades ambientales que deberá desarrollar con carácter anual, contempladas en el contrato de concesión, que se basan en la participación escolar y social del municipio y con las que se busca generar una conciencia de respeto hacia el medio ambiente”, indica el concejal de Playas, Pepe Doménech.
En esta ocasión se invitó a participar al alumnado de 5.º de primaria de los colegios Pou de la Muntanya y Montgó. Acudieron más de 50 niños y niñas de estos centros, acompañados por profesorado.
Los escolares y profesores, ataviados con guantes y valiéndose de pinzas, bolsas, coladores y capazos, se dividieron en cuatro grupos para realizar una batida por la playa, organizando los residuos recogidos en tres grupos: colillas, materiales plásticos y cristales. Terminada la recogida, se realizó una charla de conclusiones para analizar la procedencia de cada residuo, cómo puede afectar al medio y qué iniciativas se pueden llevar a cabo para evitar que termine en la playa.
Más tarde, gracias a la colaboración de la Fundación Oceanogràfic, los alumnos pudieron presenciar la suelta de una tortuga boba (Caretta caretta) que había sido capturada accidentalmente hace dos años. Debido a las lesiones que había sufrido, el animal, una hembra de seis años, tuvo que ser tratada en el Área de Recuperación de Animales Marinos (ARCA del Mar). La actividad de la tortuga será seguida mediante un dispositivo GPS, lo que permitirá medir sus rutinas y su relación con el ecosistema mediterráneo.
Los niños pudieron disfrutar de charlas con profesionales del campo de la biología, como José Luis Crespo, y de la educación ambiental, como Jaime Penadés, del Oceanogràfic de Valencia. El objetivo de estas charlas era concienciar a los más pequeños sobre la importancia del ecosistema marino y lo dañinos que pueden ser los actos de irresponsabilidad. Se les habló de la necesidad de conservar el hábitat para que animales como la tortuga a la que estaban liberando puedan continuar viviendo.
Al acto acudieron en calidad de representantes del Ajuntament de Dénia el concejal de Playas, Pepe Doménech y la concejala de Educación, Melania Ivars.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.