Intersindical Salud Dénia emite un comunicado en el que pide más celadores para el hospital

El celador, o la celadora hospitalaria, figura tan invisibilizada como imprescindible para el buen funcionamiento de la institución sanitaria, es la persona que lleva al paciente ingresado desde su habitación hasta el servicio de radiodiagnóstico, o desde el servicio de urgencias a su habitación, cuando por fin el paciente es ingresado después de muchas horas de esperar en el box de urgencias, es la persona que ayuda a movilizar a los pacientes que tienen peligro de hacer úlceras por presión, o la que lleva a la madre y a su bebé después del parto a su habitación en la unidad de maternidad… Todas estas tareas hacen posible que las diferentes unidades del hospital, unidades de hospitalización, urgencias, quirófanos, unidades diagnósticas, etc. funcionen como un todo armónico, como una máquina de ingeniería bien engrasada. Pero ¿qué pasa cuando la maquinaria no está bien engrasada? Se atasca, se producen interrupciones en el flujo, se para, los diferentes servicios no pueden hacer su trabajo porque no tienen al paciente en el lugar necesario para hacer la intervención. Y al contrario, ¿qué pasa cuando el paciente no es trasladado con prontitud al lugar donde debe estar? Se desespera, se pasa horas en los pasillos, pregunta a toda persona con uniforme que pasa por su lado. Se enfada, y con razón. Seguro que les suena todo lo que estamos diciendo.

Los directivos del Hospital de Dénia todavía no han entendido, después de 10 años de funcionamiento, la importancia de la figura del celador (que ellos se empeñan en llamar personal de apoyo), y por ello se niegan a dotar la plantilla con un número suficiente de personal. Porque eso les descuadraría el presupuesto. Es muy curioso que cuando este sindicato plantea las necesidades a los diferentes directivos implicados, estos siempre acaban dándonos la razón. Saben que hacen falta más celadores, pero ‘no pueden hacer nada’ porque no les llega el presupuesto. El gerente le echa la culpa a la Conselleria porque no les da suficiente dinero para contratar más personal. Sin embargo, cuando presentan millones de euros de beneficios, como el año pasado, parece que se olvidan de que con una ínfima parte de ese capital podrían dotar al Hospital de una plantilla razonable de personal.

Para poner las cosas en su sitio, este sindicato ha hecho una comparativa de personal celador con los tres hospitales comarcales más cercanos a la Marina Alta. Y en este caso se puede decir, sin temor a equivocarnos, que las comparaciones son odiosas. A continuación se puede ver un cuadro donde figuran el número de camas de cada hospital, el número de celadores y el ratio correspondiente.

H. GANDÍA

H. XÀTIVA

H. VILA-JOIOSA

H. DÉNIA

CAMAS

292

267

270

220

CELADORES

98

83

96

35

RATIOS

2,9

3,21

2,8

6,28

Más celadores por favor 1

Es muy evidente que el número de celadores no cubre, ni de lejos, las necesidades de un hospital del tamaño del Hospital de Dénia. Parte de las consecuencias las sabemos: retrasos en los traslados de pacientes, largas esperas, discusiones innecesarias, quejas de los pacientes, estrés, etc. Lo que tal vez no sepan los usuarios es que hace ya dos años la Inspección de Trabajo realizó una investigación sobre riesgos laborales en el Hospital y el resultado fue demoledor, reconociendo que existe un grave riesgo psicosocial por excesivo estrés laboral y carga de trabajo. Sin embargo la empresa no ha hecho absolutamente nada para paliar la situación.

Este sindicato ha recordado en muchas ocasiones a la Conselleria de Sanitat su obligación de velar por que la prestación de la asistencia sanitaria en la Marina Alta sea equivalente al resto de departamentos sanitarios. Es evidente que se produce una inequidad abrumadora en el tema que hoy nos concierne, y por eso aprovechamos la ocasión para insistir en que según el artículo 17.2 del Pliego de Condiciones que rige la concesión administrativa, la Conselleria ‘se reserva la facultad de control en orden a las plantillas de personal’.

Es urgente aumentar la plantilla de celadores en el Hospital de Dénia, y tiene que ser la Conselleria la que obligue a la empresa a hacerlo, de lo contrario podemos esperar sentados. Y desde luego Intersindical abogará para que esta insuficiencia de personal celador se considere otro incumplimiento de contrato que justifique la reversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies