Josep Sendra : La figura de la madre de Cortis fue muy importante en su trayectoria


El músico Josep Sendra y Piera ofreció el pasado jueves en la Casa de Cultura una conferencia sobre Antonio Cortis, enmarcada en los actos de celebración del 125 aniversario del nacimiento del tenor dianense. El público pudo conocer la experiencia didáctica que Josep Sendra y Piera realizó al curso 2001-2002, cuando era maestro de música y director de la Banda de música de Dénia en aquella época.

La primera parte de la charla estuvo centrada en la biografía de Antonio Montón Corts o cómo es más conocido, el tenor Cortis, destacando dos aspectos:

– la figura de la madre, a la cual Josep Sendra considera que no se le ha dado la importancia que merece. Porque la madre fue una luchadora y posibilitó que a principios de siglo XX sus dos hijos, Batiste y Tonet, como era conocido Antonio en casa, se dedicaron a estudiar música. Y desde bien pequeños, cambió de ciudad (Valencia, Madrid y Barcelona) tantas veces como fue necesario para procurar dar la mejor formación musical. Y gracias a su generosidad, sus hijos llegaron a ser el que fueron en el mundo de la música.
– el gran bagaje musical que tenía Cortis, que daba una gran seguridad a los directores y orquestas y por eso era tan fácil trabajar con él y todos querían hacerlo.
Está claro que tenía muy buenas calidades vocales, pero el más importannte era el gran bagaje cultural y musical que tenía, adquirido por su paso por todos los corazones posibles, a medida que iba cambiándole la voz de niño a adulto.

Puesto que Cortis, explicó Sendra, por encima de todo era músico y después tenor. También compositor, pintor y escultor.

La segunda parte de la charla se centró en la campaña ‘Opera en la escuela’, la experiencia didáctica que le encomendó el Ayuntamiento de Dénia para el curso 2001-2002, y que Sendra trabajó con toda la primaria y secundaria de Dénia.

Josep Sendra mostró el material con el cual trabajó y se pudieron escuchar fragmentos que los ponía a los niños/se para trabajar varios aspectos como la voz, la ópera, el ritmo, etc.
Además de la experiencia escolar, se hicieron unas Jornadas de iniciación escolar, para las cuales, con la ayuda de los maestros de música de las escuelas, se hizo una selección de 80 niños/se que tenían gusto musical.

Se trabajó con estos fuera del horario escolar con la intención de despertarlos el gusto musical y aprender a cantar. El resultado de aquella experiencia fue que de los 80 alumnos, 38 se matricularon en la banda de música el año siguiente. Y 17 han acabado dedicándose a la carrera musical y trabajan de esto. Una experiencia muy positiva.

Después se abrió un turno de preguntas y algunos de los asistentes intervinieron, narrando experiencias personales que vivieron con el tenor Cortis cuando eran niños. Uno de ellos dijo que a la Academia de canto que tenía Cortis en Valencia, fue alumno suyo cuando con 5 años tocaba el piano. Cómo era tan pequeño, no llegaba a los pedales y Cortis con el palo de una escoba le daba a los pedales. Otro asistente también contó anécdotas personales no sólo de Antonio, también de su hermano Batiste, que también fue un gran músico, aunque eclipsado por el gran éxito de su hermano Antonio. Narró como desde bien pequeños los dos hermanos tenían grandes dotes para la música y aprendían muy rápido sorprendiendo a todos.

A la charla estaban presentes dos nietas de Cortis, que intercambiaron impresiones con los presentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies