La oposición pide transparencia y consenso para sacar adelante un nuevo PGOU

El pleno extraordinario celebrado ayer jueves en el Ayuntamiento de Dénia para la suspensión de licencias en los inmuebles históricos descatalogados en el nuevo régimen urbanístico y la posterior rueda de prensa del equipo de gobierno ha provocado diferentes respuestas por parte de la oposición.

Desde Ciudadanos se ha criticado las declaraciones de la alcaldesa, Ana Kringe y del concejal de Planeamiento Urbanístico, Vicente Chelet y se ha apelado a la transparencia «para sacar adelante un Plan General para Dénia». En este sentido la portavoz del grupo, Mari Matínez ha asegurado que su partido «no está para frenar el urbanismo en Dénia sino para trabajar por aquello que más interesa a este pueblo». Así Martínez ha solicitado que en futuros plenos, en los que se tengan que votar aspectos tan importantes como la suspensión de licencias «tenemos que tener toda la información necesaria, contar con un informe del secretario además de los informes técnicos y jurídicos que hagan falta». Es más la portavoz de C’s asegura que «sólo si trabajamos todos juntos, de forma transparente y en consenso, podremos sacar adelante un Plan General para Dénia».

En la misma línea se han manifestado desde el grupo municipal socialista, partido que además de lamentar «el espectáculo» que supuso el pleno extraordinario tachándolo de «esperpéntico» también han abogado por la máxima transparencia, participación y consenso para elaborar un nuevo PGOU. El portavoz el grupo, Vicent Grimalt ha señalado que “ante las dudas y controversias que está generando el tema de la descatalogación, sólo pedíamos que se nos aclare, de una vez por todas, qué catálogo está en vigor, con el objetivo de tomar la mejor decisión posible, por lo que no entiendo la actitud a la defensiva del PP, ya que una vez aclarado el tema se podría convocar inmediatamente otro pleno extraordinario”. Además, Grimalt ha comentado las declaraciones de Vicente Chelet en las que pedía “un pacto de confidencialidad” a todos los grupos políticos sobre la información del Plan General, el concejal socialista ha dicho que, «a diferencia del PP, el PSOE apuesta por elaborar el Plan General con la máxima transparencia, participación y consenso» y ha matizado que “toda la información del Plan General que obtengan los socialistas será tratada con los militantes y los ciudadanos de Dénia, porqué este tipo de documento es igual de importante para un gran promotor que para cualquier vecino o vecina de la ciudad” al tiempo que “si el plan general no se aprueba esta legislatura, cuando gobernemos la ciudad a partir de mayo de 2015 elaboraremos un Plan General con luz y taquígrafos y con la mayor participación posible”.

De igual manera desde el seno del PSPV se ha anunciado que ante la citación de Chelet por escrito a los grupos de la oposición de forma unilateral el martes de la semana que viene para tratar el tema del Plan General, Grimalt ha anticipado que no asistirá a esta reunión. El concejal socialista ha exigido directamente a la alcaldesa, Ana Kringe que convoque la Comisión Informativa Especial, aprobada a finales de octubre, en la que participe el equipo redactor y todos los grupos políticos con representación municipal. “No son formas y maneras de convocar a los representantes de los ciudadanos y saltarse los acuerdos del pleno”, ha señalado el líder socialista.

Ciudadanos y PSPV no han sido los únicos que han respondido al equipo de gobierno, pues Bloc-Compromís también ha enviado un comunicado en el que se asegura que «no entrarán en las guerras internas de los dos antiguos socios de gobierno» y su portavoz, Josep Crespo asegura que «esta situación la han creado el PP y CU, y estaremos encantados de que el caso se lleve a la fiscalía para que se depuren responsabilidades». Por su parte Crespo ha apunta que «el gobierno del PP, con su incapacidad, ha llevado a la ciudad a una situación caótica, ha cometido errores muy graves permitiendo el derribo del Bar Mediterráneo y ahora no sabe como taparlo».

El único partido que no se ha pronunciado es el antiguo socio de gobierno del PP, Centre Unificat cuya portavoz era la responsable del área de urbanismo durante el pacto.

Reuniones técnicas

Ante las críticas vertidas por la oposición a la postura adoptada por el equipo de gobierno durante el pleno y la posterior rueda de prensa, Vicente Chelet ha pedido a todos los grupos de la oposición «responsabilidad y seriedad» y ha asegurado que «nosotros no vamos a dejar de trabajar y por eso he convocado a todos los partidos de la oposición para mantener con ellos una reunión donde quiero explicarles cual es la situación». Además Chelet ha asegurado que estas reuniones técnicas se han planteado de manera individual «para poder trabajar porque si no fuera mi intención convocaría una comisión».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies