La UNED de Dénia recibe el III Premio a la Igualdad

La UNED celebró sus X Jornada de Igualdad que, bajo el título Mujeres y Deporte, el acto fue inaugurado por el rector, Alejandro Tiana, moderado por Pilar González, directora de la Oficina de Igualdad y de Personal y clausurado por Teresa San Segundo, directora del Centro de Estudios de Género.
Los primeros momentos de Jornada tuvieron como protagonista al Centro Asociado de Denia, que recibió el III Premio a la Igualdad, en pugna con otra media docena de proyectos, por la apertura y gestión de su Observatorio de Igualdad en 2013 y documentaba sus 103 acciones y sus más de 15.000 participantes en este periodo de tiempo. El Premio a la Igualdad valora las iniciativas individuales o de equipos de la UNED que potencian alguna medida que aumente la igualdad o detectan y erradiquen cotas de desigualdad en todos los segmentos de actividad de la universidad. Este año concurrían otras seis propuestas de alta calidad, lo que dificultó el fallo del jurado que, al final, se inclinó por el Centro Asociado de Denia.
“Hace ya tres años que se instituyó el Premio a la Igualdad de la UNED”, recordaba el Rector, “y en este tema, el de la Igualdad, parece que se habla mucho, que se trabaja mucho, pero siempre queda mucho por hacer, siempre parece insuficiente lo que logramos. Un ejemplo próximo, es el número de rectoras en la universidad. Parece que ha dejado de crecer. Nosotros, afortunados, tuvimos la primera rectora y además, contamos con dos. Ahora mismo creo que hay cinco entre todas las universidades públicas. Ni siquiera llega al 10 por ciento”.
Tiana se mostró orgulloso de otorgar el Premio al Centro Asociado de Denia, por lo que significa de colaboración de toda la institución en la lucha contra la discriminación y por la constatación de las buenas prácticas que se ejecutan en esta área, “pero si yo me siento orgulloso, no les diré como debe sentirse Raquel, la directora, que además de éste ha ganado hace dos años el del Consejo Social”.
Raquel Martí, la directora del Centro Asociado de Denia, emocionada y contenta, recogía el III Premio a la Igualdad de la UNED efectivamente muy orgullosa “del equipo que trabaja en el Observatorio premiado y de la institución que otorga el premio, la UNED, a la que pertenecemos. Desde el Observatorio intentamos aportar nuestro granito de arena a la sociedad, formando y asesorando a las instituciones y administraciones públicas de nuestro entorno, a sensibilizar a la población en materia de NO violencia y a visibilizar a las invisibles, es decir, a las mujeres. Somos conscientes de que llevamos la marca UNED de reconocido prestigio y por eso nos esforzamos en tener una visión de conjunto feminista, plural, respetando la diversidad y aplicando en todas nuestras actividades la transversalidad de género. Hoy es un día muy especial, un impulso que nos anima a conseguir una igualdad real y efectiva. Como dijo Ángela Davis, la famosa política estadounidense: no estoy aceptando las cosas que no puedo cambiar, estoy cambiando las cosas que no puedo aceptar”.

Mujeres de alta competición
La directora de la Oficina de Igualdad y de Personal de la UNED, Pilar González Puente, retomaba la segunda parte de la Jornada “Es evidente que no tienen el mismo reconocimiento los deportistas masculinos que las femeninas. Posiblemente todos miramos de manera diferente el deporte cuando lo hacen ellos que cuando lo hacen ellas. Y urge que cambiemos esa visión”.
González Puente recordaba que ya en 2009 el Consejo Superior de Deportes asumía que son evidentes los avances sociales en todos los ámbitos, “pero a pesar de esa aparente igualdad existen aún obstáculos para la igualdad real, y ellos mismos reconocían que para promover la igualdad y romper el techo de cristal no basta con el reconocimiento sino que es preciso el apoyo económico”.
Elena García Bustos, trabajadora de la UNED, monitora deportiva, y competidora en culturismo, modalidad bikini fitness, recordó sus duros inicios y reconoce que las cosas han cambiado y la mujer es vista y respetada en la competición tanto como los varones. Pero sigue alerta porque, por ejemplo, tras 20 años de competición, los jurados están compuestos casi siempre por muchos más hombres que mujeres, o los patrocinadores ni se fijan en las mujeres que van llegando a los torneos.
Gema Santos del Castillo, periodista deportiva, es hija de Amelia del Castillo Cobos, primera mujer fundadora, entrenadora y presidenta de un equipo de fútbol en España. Afirma que en 20 años, jamás ha tenido una jefa. Si tiene en su buzón de correo muchas peticiones de compañeras que son acosadas, besadas o manoseadas por jugadores o público mientras ejercen su oficio.
Amelia, su madre, se atrevió allá por los años 60 del siglo pasado a crear, organizar, entrenar y defender un club de fútbol en Pinto, su pueblo, sufrió el rechazo de las familias de sus amigas, que les obligaron a dejar de salir con ella e incluso de hablarle. Hasta que un día, su padre, en el bar, le respondió a un vecino que criticaba que su hija anduviese con 11 chavales por ahí:” prefiero que mi hija se tome una cerveza con 11 chavales a las 5 de la tarde, que se vaya a la era con uno solo a las 11 de la noche”. Hoy, tras años de resiliencia y trabajo, su labor ha sido reconocida: el estadio de fútbol de Pinto lleva su nombre.
La joven compañía es una plataforma laboral que integra a los jóvenes en el teatro y utiliza el arte como medio de inserción laboral. Las actrices Cristina Gallego y Cristina Varona, han formado parte del reparto de la obra Playoff, en la que Pedro Sainz trabajaba como gestor de público.
José María Buceta, profesor de Psicología del Deporte en la UNED y ha sido entrenador de la Selección Española de Baloncesto y hoy lleva otras selecciones. En sus décadas al frente de los equipos ha sido testigo de grandes cambios en el deporte de élite, tanto entre las mujeres que compiten como entre los directivos de entidades deportivas, como entre sus propios compañeros.
Teresa San Segundo, encargada de clausurar las X Jornada de Igualdad de la UNED, señaló que la sociedad está cambiando, pero cuando se piensa en deporte se piensa en los chicos. “Existe la educación mixta, pero no existe la coeducación aún. Todos hemos sido educados en una sociedad machista y eso no es fácil cambiarlo de hoy para mañana. Hoy las leyes son igualitarias, pero las mentalidades, no. Ellos son jugadores. Ellas, chicas que juegan. Ellos ejercen una profesión que los inviste de poder. Ellas están ahí, se entretienen. Y eso es una injusticia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *