LAS LLUVIAS Y EL FUERTE VIENTO OBLIGAN A SUSPENDER LAS CLASES

El centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat Valenciana ha bajado a «Amarillo» el nivel de alerta por lluvias que se decretaba el pasado domingo.
Las fuertes rachas de viento que han superado los 60 kilómetros por hora y las intensas precipitaciones, han obligado a suspender las clases en los centros educativos. Asimismo las embarcaciones de la ciudad no han podido salir a faenar y la policía local ha cortado el tráfico en algunas calles del municipio debido a las inundaciones.

Las lluvias han ido cesando por lo que a media mañana ya se podía transitar con normalidad por el centro urbano. Si la situación no vuelve a empeorar se espera que las clases se reanuden este martes.

Durante las últimas horas se han registrado 24 litros por metro cuadrado mientras que la racha máxima de viento ha alcanzado los 63 kilómetros por hora.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies