Las modificaciones en la ordenanza fiscal del IBI permitirán acceder a la bonificación a más familias numerosas

El concejal de Hacienda, Paco Roselló, ha presentado hoy ante la comisión informativa de Hacienda la propuesta de ordenanzas fiscales para 2017 que se debatirá en el pleno ordinario del próximo 27 de octubre.

El documento presenta algunas modificaciones respecto a las ordenanzas vigentes, entre las que destaca la relativa a la bonificación en la cuota íntegra del Impuesto sobre Bienes Inmuebles para familias numerosas. Si en 2016, la normativa municipal estipula un único supuesto por el cual se bonificará el 50% de la cuota íntegra del IBI a las familias numerosas que lo soliciten para su vivienda habitual, siempre que su valor catastral sea inferior a 30.000 euros, la propuesta del concejal de Hacienda para el próximo año es ampliar las posibilidades de bonificación y, por tanto, que más familias puedan acceder a la ayuda.

De este modo, la nueva ordenanza establece que para inmuebles de hasta 20.000 euros de valor catastral, se percibirá una bonificación del 60%; para aquellos cuyo valor catastral esté entre los 20.000,01 y los 30.000 euros, la bonificación será del 50% y, finalmente, para inmuebles cuyo valor catastral se sitúe entre los 30.000,01 a los 40.000 euros, la bonificación se sitúa en el 40%.

Otra de las novedades que incorporan las ordenanzas fiscales de 2017 es la inclusión de una bonificación del 25% en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) a favor de las construcciones, instalaciones u obras referentes a las viviendas de protección oficial, “una posibilidad contemplada en el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales de 2004 que no se había reflejado en las ordenanzas fiscales municipales hasta la fecha, ha resaltado Roselló”.

La ordenanza fiscal que regula la tasa por retirada o desplazamiento de un vehículo estacionado en una zona donde se hayan colocado señales de prohibición de estacionamiento para la ejecución de obras, trabajos o actos que afecten a un servicio público o privado también presenta una modificación sustancial. Hasta ahora, el contratista o peticionario de la prohibición de estacionamiento por obras, trabajos o actos debía asumir el 40% del coste de la tasa por retirada o desplazamiento de los vehículos estacionados en la zona acotada. A partir del próximo año, pasará a abonar la tasa el propietario del vehículo que haya sido retirado o desplazado cuando lo haya estacionado con posterioridad a la colocación de las señales de prohibición.

En la confección de las nuevas ordenanzas fiscales se ha incorporado un acuerdo del Consejo Municipal de Aguas y se contempla que cuando se produzca una fuga en el servicio de alcantarillado por un hecho fortuito, de difícil detección, no atribuible a la negligencia del cliente y siempre que éste acredite que ha resuelto la incidencia, la entidad que suministra el servicio aplicará la tarifa del primer bloque (la más baja) a los metros cúbicos consumidos en exceso por causa de la fuga.

La normativa incorpora también una nueva tasa de 14 euros por la expedición de la tarjeta anual de aparcamiento de residentes, en previsión a las normas de circulación especiales que se aplicarán en el barrio de Les Roques después de que el Consejo del Plan Especial de Les Roques acordara esta misma semana que al barrio se le otorgue la calificación de zona residencial a todos los efectos de gestión municipal en actuaciones futuras.

La implantación de la Administración electrónica ha introducido también algunos cambios en las ordenanzas fiscales, concretamente en la tasa por expedición de documentos administrativos, ya que a partir de 2017 no se cobrarán los volantes de empadronamiento que soliciten los ciudadanos.

Por último, el concejal ha destacado una reducción aproximada del 30% en las tasas que el ayuntamiento cobra por la celebración de una boda civil en dependencias municipales.

Baja la deuda y el periodo medio de pago a proveedores

En la comisión informativa, el concejal ha dado cuenta del periodo medio de pago a proveedores, que en poco más de un año se ha conseguido bajar de 30 días, por lo que el ayuntamiento se encuentra ya dentro de los límites que marca la ley y puede salir del plan de ajuste marcado. Roselló ha recordado que “éste era uno de los principales objetivos del equipo de gobierno y lo hemos conseguido en poco más de un año”. Si en el segundo trimestre de 2015, el periodo medio de pago era de 38,46 días, en el tercer trimestre de este año ha descendido a 29.68 días

Asimismo, la deuda pendiente con proveedores se sitúa finalizado el tercer trimestre de 2016 en 2.450.247,40 euros, un 50% menos que en el segundo trimestre de 2015, en el que ascendía a 5.032.408,75 euros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies