Opinión -declaraciones de la Consellera de Sanitat, respecto al Departamento de Dénia- por Plataforma per la Defensa de la Sanitat Pública de la Marina Alta

En julio de 2013 tres partidos entonces en la oposición firmaron un importante documento en les Corts Valencianes delante de unos cuantos miembros de la Plataforma en Defensa de la Sanitat Pública de la Marina Alta. Los firmantes eran Ignacio Subias por el PSOE, Marina Albiol por EUPV y Mónica Oltra por Compromís. El documento consta de seis puntos a los cuales se comprometen los firmantes. Vale la pena recordarlos uno por uno para refrescar la memoria.
El primero y más importante dice
⦁ Recuperar la gestión pública directa del Departamento Sanitario de Denia

Probablemente este único punto hubiera sido suficientemente esclarecedor acerca de las intenciones de los firmantes, pero hay cinco más.
⦁ Iniciar de manera inmediata conversaciones con los representantes de los trabajadores y trabajadoras de Departamento Sanitario de Denia para restituir los derechos laborales.
⦁ Apertura de los centros de atención continuada de Pedreguer, Gata, Ondara y El Verger que han estado cerrados en horario nocturno por la empresa Marina Salud S.A.
⦁ Cumplimiento escrupuloso de los acuerdos a los que se comprometió Marina Salud en cuanto a completar la infraestructura de la atención sanitaria a los ciudadanos y ciudadanas de la Marina Alta.
⦁ Comenzar dos auditorías, una financiera y una sanitaria que aclare la gestión de la empresa Marina Salud S.A.
⦁ A poner en marcha todos los mecanismos necesarios junto con los trabajadores y trabajadoras del Departamento Sanitario de Denia, así como de la ciudadanía para que el Hospital de Denia recupere el prestigio y la confianza perdida en estos años de gestión privada.
Casi cuatro años después de la firma del documento y cuando están a punto de cumplirse dos años del cambio de gobierno, sustentado por dos de los firmantes de dicho documento, solo uno de los seis puntos se ha cumplido. Se trata del punto 3, que irónicamente, se produjo durante el gobierno del PP.
En cuanto al punto número 2, “iniciar de forma inmediata conversaciones con los representantes de los trabajadores”, hay que decir que nos hemos reunido en muchas ocasiones con representantes de la Conselleria de Sanitat, tanto el Comité de Empresa como la Junta de Personal, como también a nivel de sindicatos individuales. Pero en todos los casos solo hemos obtenido buenas palabras, palmaditas en la espalda, y una petición continua de paciencia y comprensión por parte nuestra hacia la ‘pobre Conselleria’ que tiene tantos y tan difíciles problemas. Durante estos casi dos años no solamente la Consellería no ha hecho nada por mejorar las condiciones de los trabajadores sino que su situación ha empeorado notablemente. La Conselleria de Sanitat ha continuado amortizando las plazas que quedaban vacantes en el Departamento de Denia por causa de traslado o jubilación a pesar de las innumerables peticiones por parte de la Junta de Personal de que acabara con esta sangría de plazas estatutarias en el Departamento. Por lo que respecta al personal laboral ha tenido que soportar una Modificación Sustancial de las Condiciones de Trabajo en la que se le ha reducido sus expectativas de cobrar la productividad y cercenado totalmente la posibilidad de cobrar la carrera profesional. Todo ello ha producido una nueva fuga de profesionales, más rotación de personal, más cargas de trabajo sobre los que permanecen y un nivel de estrés, fatiga laboral, desmotivación y hartazgo importante como queda patente en la encuesta de riesgos psicosociales que Marina Salud está tan empeñada en ocultar.
Por lo que respecta al punto 4, “cumplimiento escrupuloso de los acuerdos a los que se comprometió Marina Salud en cuanto a completar la infraestructura de la atención sanitaria a los ciudadanos y ciudadanas de la Marina Alta”, la Conselleria no ha hecho absolutamente nada, a pesar de que el Ayuntamiento de Denia ha vuelto a ceder los terrenos de la Avenida Miguel Hernández para la construcción del segundo centro de salud de Denia, tal y como venía establecido en el contrato que firmó Marina Salud. Se trata de un incumplimiento contractual gravísimo y patente que sería motivo suficiente para rescindir la concesión, pero al que la Conselleria no parece darle mayor importancia. En la Plataforma consideramos que si la Conselleria no actúa enérgicamente contra Marina Salud en este sentido podría estar cometiendo un delito de prevaricación.
Con respecto al punto 5, “comenzar dos auditorías, una financiera y una sanitaria que aclare la gestión de la empresa Marina Salud S.A.”, es cierto que la Conselleria ha encargado algunas auditorías pero han sido tan limitadas en cuanto a su alcance y tan poco ambiciosas que no han servido prácticamente para nada. No se ha investigado el tema de los SIP’s falsos que se denunció en Les Corts y que podría suponer un fraude de millones de euros, no se ha investigado el coladero de pacientes privados y de compañías de seguros privados que pasan por delante de los pacientes de la seguridad social en las listas de espera, no se ha investigado la preferencia por pacientes de otros departamentos sobre los de la Marina Alta para cobrar la facturación intercentros, no se ha investigado el tema del coste exorbitante de las prótesis a pesar de que fue denunciado en prensa por un sindicato del departamento, y así un largo etc. En cuanto a la auditoría financiera parece que la Intervención de la Generalitat ha hecho una auditoría pero no la ha dado a conocer a la ciudadanía más que a través de filtraciones parciales y tendenciosas a la prensa, sin dar opción a la transparencia ni a la participación ciudadana.
El punto 6, ”poner en marcha todos los mecanismos necesarios junto con los trabajadores y trabajadoras del Departamento Sanitario de Denia, así como de la ciudadanía para que el Hospital de Denia recupere el prestigio y la confianza perdida en estos años de gestión privada”, solo será posible cuando el punto 1 se lleve a cabo. Imposible recuperar el prestigio y la confianza perdidos cuando el único objetivo es el beneficio económico a costa de lo que sea. Imposible dialogar con una empresa que tiene por emblema la mentira, la confusión, la amenaza y el oscurantismo. Imposible dignificar la sanidad pública mientras el modelo Alzira no sea finiquitado y enterrado.
Pero por desgracia no va a ser con este gobierno, o al menos eso se desprende de las declaraciones de la Consellera de Sanitat Carmen Montón, el miércoles en la cadena SER, donde prácticamente da por seguro que el modelo de concesión perdurará en Denia hasta el 2025 (nos regala un año extra).
Hasta ahora, en todas las reuniones que hemos mantenido en Conselleria nos han pedido paciencia y comprensión. Primero nos pidieron tiempo para ‘estudiar el tema’ y les contestamos que los deberes se hacen en la oposición porque el cheque que les ha dado la ciudadanía es de tan solo cuatro años, y no se puede ir perdiendo el tiempo. Hay que llegar al gobierno sabiendo a que se va y como hay que hacerlo, para eso han estado veinte años en la oposición, tiempo más que suficiente para tener todas las estrategias preparadas. Después nos pidieron un acto de fe cuando el President de la Generalitat Ximo Puig dijo que iban a comprar las acciones de DKV. ¿La Conselleria de Sanitat comprando acciones de una empresa privada? ¿Qué sentido tiene eso? ¿Darle más dinero a una empresa que nos está estafando a todos? Y aún así le dijimos que si esa era la única manera de ‘ser rescatados’ y si veíamos progresos reales en el funcionamiento de la sanidad en nuestra comarca, arrimaríamos el hombro. Justamente ahora que hace un año de las declaraciones del President en Pedreguer sin que se sepa absolutamente nada de la compra de acciones y sin que se aprecie ninguna mejora en el funcionamiento de la sanidad en la Marina Alta, la Consellera descarta la reversión de Denia. ¿Qué nos están pidiendo ahora? ¿Resignación, sumisión, docilidad? Parece mentira que a estas alturas de la jugada no sepan que la Marina Alta no se va a resignar al destino funesto al que la condenó la política privatizadora del PP y que ahora el PSOE quiere alargar. Señora Consellera, no vamos someternos ni vamos a caer en la inacción o la docilidad. Vamos a seguir luchando por nuestro derecho a una sanidad digna, 100% pública, y de calidad. Y no vamos a conformarnos con menos.
De los tres firmantes del documento Marina Albiol está en Bruselas, Ignacio Subias sigue en Les Corts, y la única que está en el Gobierno Valenciano y que por lo tanto tiene un poder ejecutivo es Monica Oltra, que además al ser Vicepresidenta tiene un rango superior al de la Consellera de Sanitat. Es por eso que nos dirigimos a ella. Le pedimos que venga a la Marina Alta, que dé la cara como cuando estaba en la oposición y que explique por qué el Gobierno no está haciendo todo lo posible por defender a la gente de la Marina Alta en sus justas reivindicaciones.

Plataforma-salud-publica

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies