Opinión Noelia Tarazona: «La biopsia liquida en cáncer colorrectal, un avance hacia la medicina de precisión»

La biopsia liquida en cáncer colorrectal, un avance hacia la medicina de precisión.

Dra. Noelia Tarazona

Oncóloga Médica en el Hospital Clínico Universitario de Valencia e investigadora postdoctoral Joan Rodés en el Instituto INCLIVA.

El cáncer colorrectal (CCR) se encuentra entre las enfermedades con mayor incidencia en todo el mundo. Más de 1.2 millones de pacientes se diagnostican cada año, y más de 600.000 mueren a causa de la enfermedad. El pronóstico de los pacientes con CCR ha mejorado durante las últimas décadas, con una supervivencia a los 5 años de casi el 65% en países desarrollados cuando la enfermedad está localizada. Aunque el estadio al diagnóstico se relaciona con el pronóstico y guía las decisiones sobre el tratamiento, no disponemos hoy en día de marcadores predictivos de la respuesta al tratamiento y del resultado clínico de la terapia individual de cada paciente. Esto es relevante en los pacientes con tumores localizados – estadio II y estadio III – en los que el tratamiento estándar es la resección del tumor seguida de quimioterapia adyuvante en estadio III y en estadio II con factores de riesgo adicionales para potencialmente eliminar las metástasis no perceptibles conocidas como enfermedad mínima residual. Sin embargo, entre un 30-40% de los pacientes recaerá a pesar de recibir un tratamiento óptimo inicial. La identificación de marcadores predictivos y pronósticos más allá del estadio es crucial para ayudar a seleccionar mejor los pacientes con alto riesgo de recaída y establecer potenciales estrategias terapéuticas para optimizar el tratamiento adyuvante.

El CCR representa la segunda causa de muerte por cáncer a nivel mundial, por tanto, la investigación tanto clínica como traslacional se ha convertido en una prioridad en este tipo de tumor. Con todo ello, en los últimos años hemos asistido al desarrollo de una herramienta conocida como biopsia líquida que probablemente ayudará a cambiar la práctica clínica habitual en muchos tipos de cánceres en un futuro no lejano.

Sabemos que los tumores liberan fragmentos de DNA a los líquidos corporales quedando éste totalmente libre de la célula tumoral y en el torrente sanguíneo, lo que comúnmente llamamos DNA tumoral circulante (ctDNA). La detección de ese ctDNA, principalmente en muestras de sangre conocida como biopsia líquida, permite determinar las características moleculares de cualquier tumor presente en el paciente. La biopsia líquida proporciona de forma fácil y poco invasiva, información relevante sobre (1) la presencia de tumor en el organismo incluso cuando es indetectable macroscópicamente mediante técnicas de imagen convencionales, y (2) potencial información sobre los mecanismos moleculares de resistencia al tratamiento de quimioterapia adyuvante.

En los últimos años varios estudios internacionales entre los que se encuentra el estudio llevado a cabo en el Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario de Valencia liderado por el Dr. Andrés Cervantes y la Dra. Noelia Tarazona han demostrado que la detección del ctDNA tras cirugía con intención curativa en pacientes con cáncer de colon localizado se relaciona con una peor supervivencia libre de enfermedad e identifica a aquellos pacientes con alto riesgo de recaída adelantándose con una mediana de 8.2 meses a la recaída radiológica (el método diagnóstico estándar en la actualidad).

A raíz de estos resultados, numerosos ensayos clínicos de intervención basados en el estado del ctDNA tras la cirugía en pacientes con cáncer de colon localizado están en marcha a nivel mundial. España, uno de los países pioneros en el desarrollo de la biopsia líquida, dispone de dos ensayos clínicos en la actualidad para este propósito: el estudio PEGASUS en el que participa el Hospital Clínico Universitario de Valencia en colaboración con el Hospital Vall d´Hebrón y el Hospital del Mar en Barcelona y, el estudio CIRCULATE que se abrirá próximamente liderado por el Dr. Andrés Cervantes.

La incorporación de nuevos enfoques en el Sistema de Salud Pública redundará en una mejor atención al paciente. Por tanto, la inclusión de la biopsia líquida en el manejo de los pacientes con CCR nos situará a la vanguardia del conocimiento actual y los avances en innovación y desarrollo tecnológico. Esperamos que nuestros hallazgos mejoren los estándares clínicos y las pautas de tratamiento. Asimismo, creemos que los estudios en marcha pueden promover futuras colaboraciones entre hospitales nacionales e internacionales, mejorando el servicio a los pacientes y la calidad de la investigación mediante un uso más eficaz de los recursos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies