Prevención de Adicciones imparte la segunda parte del taller de Habilidades Sociales al alumnado de 6.º de primaria de Dénia, La Xara y Jesús Pobre

La Concejalía de Prevención de Adicciones, con la colaboración del Centro Asociado de la UNED de Dénia, ha organizado la segunda parte del taller de Habilidades Sociales del curso 2020/2021 dirigido al alumnado de 6.º de primaria. Las sesiones, coordinadas a través de la Unidad de Prevención Comunitaria en Conductas Adictivas (UPCCA) de la concejalía, se desarrollarán, entre el 1 y el 10 de marzo, en once centros educativos de Dénia, La Xara y Jesús Pobre, con la participación de 546 escolares. Las facilitadoras del taller son Lorena Pérez, Sandra Baeza y Cristina Cano, formadas en pedagogía y psicología, expertas en habilidades sociales y profesionales colaboradoras de la UNED Dénia.

El objetivo del taller es que el alumnado adquiera, desarrolle y/o mejore las competencias relacionadas con las habilidades sociales, aportándoles herramientas que les permitan tener una adecuada interacción en diferentes contextos sociales y les faciliten el control del comportamiento en diferentes situaciones en las que se puedan encontrar a lo largo de la vida.

El alumnado, a través del juego, la visualización, el análisis y la reflexión de situaciones reales, trabaja las habilidades sociales para mejorarlas en sus relaciones e interacciones, tanto con iguales como con otras personas; y aprende también a mejorar el manejo y gestión de situaciones conflictivas. En este taller se trabajan sobre todo la autoestima, la empatía, la asertividad, la toma de decisiones, la influencia y /o presión de grupo.

Se interviene con una metodología dinámica y motivadora que favorece la participación grupal con el uso de material audiovisual para impulsar estas dinámicas participativas. En la situación actual de pandemia por la COVID-19, y a diferencia otros años, los ejercicios son en el aula, sin movilidad de la silla ni contacto físico entre el alumnado.

En la primera parte del taller, realizada en noviembre de 2020, se propuso al alumnado escribir de manera anónima las preocupaciones y conflictos que pudieran darse en el aula y que no supieron cómo resolver. Los conflictos más comunes que señalaron giraron alrededor de:

• Las burlas, insultos y hablar mal a compañeros/as y profesores/as.
• Las agresiones físicas, bien por peleas o bien como actos «en broma».
• Los motes.
• La presión a hacer cosas que no quieren hacer.
• La carencia de autocontrol.
• El no saber pedir perdón.
• Las burlas y discriminación hacia el aspecto físico, sexo, género, orientación sexual y etnia.

Por eso, esta segunda parte del taller se centra en:

• Fomentar la adquisición de habilidades de comunicación para tomar conciencia de las consecuencias de una comunicación ineficaz.
• Saber hacer frente a las influencias y/o presiones del grupo.
• Ser autónomos en la toma de decisiones.
• Asumir las propias responsabilidades.

Después de estas líneas a seguir, se han propuesto las 4 dinámicas en las que se muestran situaciones cotidianas próximas y reales al alumnado:

La primera de las actividades quiere impulsar un correcto desarrollo de las habilidades de comunicación. Se trabaja y fomenta tanto la comunicación verbal y no verbal como la asertividad a través de un juego de imágenes. Se pone el énfasis en la importancia de escuchar, observar y no precipitarse para evitar conflictos. Esta actividad se enlaza con las respuestas dadas en la anterior sesión del taller impartida en noviembre.

La segunda actividad: después de un cortometraje introductorio sobre el autocontrol, se fomenta el desarrollo de estrategias para expresar y compartir sentimientos. Se plantean también al alumnado preguntas sobre la capacidad de autocontrol evitando agresiones y fomentando el perdón.

• En la tercera actividad se visiona un corto sobre la asertividad para poder analizar el estilo de comunicación empleado por el protagonista. Se analizan los diferentes estilos de comunicación y se trabajan los errores típicos que pueden llevarnos en el conflicto.

• En la cuarta actividad el alumnado tiene que identificar situaciones en las cuales han sido poco tolerantes y se han sentido presionados por el grupo. Hacer esta identificación les permite hacer frente a las influencias y/o presiones de grupo y asumir las propias responsabilidades.

Una vez finalizada cada sesión, el profesorado completa un cuestionario para poder evaluar la incidencia de la actividad y su utilidad práctica. En las respuestas, el profesorado remarca que trabajar las habilidades sociales es esencial para ayudar al alumnado en su desarrollo y, de hecho, algunos ya han estado trabajando estos conceptos en el aula a lo largo del curso.

El pasado viernes, la concejala de Prevención de Adicciones, Melani Ivars, asistió a una de las sesiones impartidas en el CEIP Llebeig para ver las dinámicas de esta actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies