Detenido un clan familiar dedicado a robar residencias vacacionales en la Marina Alta

La Guardia Civil ha detenido en Alicante a tres hombres de origen argelino (dos de ellos con nacionalidad española), de 26, 28 y 54 años, como presuntos autores de medio centenar de delitos de robo con fuerza, 6 delitos de sustracción de vehículos, 3 delitos de sustracción de matrícula, y varios delitos de falsedad documental y de pertenencia a organización criminal. La investigación continúa abierta y es posible que se les puedan atribuir más delitos.

Pocos meses ha tardado la Guardia Civil en lograr desmantelar una organización criminal, creada por los tres miembros varones de una familia argelina asentada en España, el padre y sus dos hijos (ambos con la nacionalidad española). Se dedicaban a cometer robos con fuerza en viviendas de la Comarca de la Marina Alta, todas ellas vacacionales, cuyos dueños pasaban largas temporadas sin hacer uso de ellas.

Agentes de la Guardia Civil de Calpe y de Benissa trataban de esclarecer algunos de estos robos, que se habían producido en Calpe, Benissa y Moraira, cuando uno de los miembros del clan familiar, con numerosos antecedentes, fue visto por un testigo en las inmediaciones de una de las viviendas afectadas.

Los datos aportados no eran muchos, apenas una descripción física y un modelo de vehículo, pero los investigadores acotaron varios rostros de delincuentes conocidos, que se ajustaban a los rasgos descritos y al modus operandi de los sospechosos, siendo uno de ellos reconocido por el testigo tras mostrarle sus fotografías.

Los agentes no disponían de ninguna información relativa al paradero o residencia habitual de sospechoso, pero un golpe de suerte, o un error de uno de los miembros del clan, quiso que una de las tablet robadas en una de las viviendas, reportara una ubicación geográfica. Esta ubicación, a pesar de no ser precisa, permitió a los investigadores dirigir sus pesquisas a un barrio de Alicante.

Con este punto de partida, se dispuso un operativo de vigilancia en lugares estratégicos de la zona donde la geolocalización de la tablet había situado a los posibles autores de los robos. En apenas unas semanas, la Guardia Civil tenía localizados a los tres presuntos miembros de la organización, sin embargo era necesario obtener pruebas consistentes para finalizar la operación con su detención.

Tras varios días de complicados seguimientos, para no ser descubiertos, los agentes descubrieron en modus operandi de la organización criminal. Disponían de un vehículo que estacionaban cerca de su domicilio, y que utilizaban como “almacén” para guardar los objetos robados. Con él, se desplazaban a otro barrio de Alicante, donde tenían otros vehículos que habían robado en las casas asaltadas, a los cuales les cambiaban las placas de matrícula por otras que robaban a vehículos similares.

Dejaban en esa zona su “vehículo-almacén”, y con uno de los coches robados se dirigían a su “zona de trabajo”: la comarca de la Marina Alta, para vigilar y estudiar las viviendas que finalmente asaltaban.

Elegían viviendas generalmente propiedad de extranjeros, que utilizaban en vacaciones, y en las que solía haber vehículos en los garajes, que solo se utilizaban durante la estancia de los propietarios. De esta forma, tras localizar las llaves, salían de la vivienda con el coche cargado de los objetos robados.

Gracias a la gran labor de investigación desarrollada por estos agentes de la Guardia Civil, se ha logrado recuperar una parte importante de los objetos robados en más de 50 viviendas, lo cual ha tenido una gran acogida y agradecimiento por parte de los afectados.

Se ha logrado localizar y devolver a sus propietarios 6 vehículos, alguno de ellos valorado en más de 60.000 euros, todos ellos portaban placas de matrícula de otros vehículos, que también habían sido sustraídas.

Asimismo, cabe destacar la aprehensión de más de 13.000 euros, 2.100 libras y 350 dólares en efectivo, joyas de toda índole, entre las que destacan anillos, gargantillas y pulseras, 15 ordenadores portátiles, 20 tablets, 13 teléfonos móviles, 30 relojes, más de 30 gafas de sol, 1 televisor, reproductores sonido, cajas de perfume, bolsos de marcas de lujo y 5 tarjetas de memoria entre otros objetos.

La operación, desarrollada por agentes los Áreas de Investigación de la Guardia Civil de Calpe y de Benissa (Alicante), ha finalizado con la detención de estos 3 hombres de origen argelino (dos de ellos con nacionalidad española), de 26, 28 y 54 años, como presuntos autores de más de medio centenar de delitos de robo con fuerza, 6 delitos de sustracción de vehículos, 3 delitos de sustracción de matrícula, y varios delitos de falsedad documental y de pertenencia a organización criminal.

Tras ser puestos a disposición de la autoridad judicial, ha decretado el ingreso en prisión del cabeza de familia, siendo puestos en libertad con cargos los hijos.

La investigación continúa abierta y es posible que se les puedan atribuir más delitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *