El Ayuntamiento de Dénia confirma que el 60% de la ciudadanía es partidaria de la peatonalización de Marqués de Campo

El Ayuntamiento de Dénia, y según unos estudios de viabilidad y orientación técnica del proyecto de peatonalización de la calle Marqués de Campo, ha concluido que el 60% de la ciudadanía apuesta por la recuperación de la calle para los peatones. Una medida condicionada a la obtención de nuevas plazas de aparcamiento en los alrededores y a la implantación de medidas que fomenten medios de transporte alternativos. Las conclusiones principales de estos estudios han sido presentadas esta mañana por el vicealcalde, Rafa Carrió, y la concejala de Territorio y Calidad Urbana, Maria Josep Ripoll.

Por un lado, se ha llevado a cabo un estudio de viabilidad que ha consistido en el análisis y diagnóstico sobre la incidencia técnica, económica y social de la peatonalización, identificando todos los elementos y condicionantes que deben ser considerados en la definición de las alternativas y soluciones posibles. Para ello, se ha realizado un inventario de todos los elementos urbanísticos que conforman actualmente la calle y su entorno urbano, como accesos, servicios de transporte, aparcamientos y garajes, mobiliario urbano, arbolado, terrazas, etcétera. También se ha elaborado un censo de las actividades económicas localizadas en la calle y el entorno urbano al que afectará la actuación, se han cuantificado los flujos y aforos peatonales y se ha llevado a cabo un análisis de usos y funciones sociales de esta vía que, según ha indicado Ripoll, “ya es peatonal 201 días al año”.

El estudio ha incluido, asimismo, acciones de participación ciudadana para conocer la opinión sobre la futura actuación y las propuestas, peticiones y soluciones que plantean la ciudadanía y el empresariado. Por un lado, se han realizado cerca de 400 encuestas personales a residentes de Dénia mediante muestreo aleatorio estratificado por cuotas de edad y sexo y, por otra parte, se han llevado a cabo 175 encuestas entre empresarios y encargados de las empresas situadas en Marqués de Campo, ambas con un nivel de confianza del 95,5%.

Entre la ciudadanía, el 60% considera la peatonalización una buena solución para mejorar la tranquilidad y seguridad de la calle, porcentaje que se reduce al 56% en el caso del empresariado. Dentro de este sector, las entidades financieras son las más partidarias de la peatonalización, seguidas de los negocios de hostelería, y, en menor porcentaje, el comercio.

En caso de peatonalización de la calle, la mayoría de los encuestados –el 84% de la ciudadanía y el 94% del empresariado- considera necesario que se garanticen nuevas plazas de aparcamiento en los alrededores. Hoy en día, Marqués de Campo dispone de 187 plazas de aparcamiento de coches de zona azul, 4 plazas de aparcamiento adaptado y 104 plazas para motocicletas. Además, la principal calle del centro urbano tiene en los alrededores próximos 951 plazas de parquin privadas y 20 públicas.

Por parte del empresariado, existe consenso en la necesidad de dinamizar la calle para el ocio, el comercio y otros, también apuntan a la falta de una regeneración urbana de la calle, mejorando el entorno paisajístico para incrementar su atractivo y ponen de manifiesto carencias que afectan a sus establecimientos, especialmente en la iluminación de la calle.

La ciudadanía pone su atención en la necesidad de renovar de manera general la calle, en particular los cruces con otras vías y los pasos de peatones, y apunta a la posibilidad de dar mayor protagonismo a la bicicleta.

Respecto al estudio de orientación técnica para el diseño del proyecto, y partiendo de la recogida y análisis de la información de la calle, su entorno inmediato y el resto de la ciudad, se fijan como medidas para resolver la intensidad del tráfico la potenciación de itinerarios peatonales y otros medios de transporte, cuestiones que el equipo de gobierno ya ha puesto en marcha con iniciativas como la red Caminis de caminos escolares y el autobús del Montgó; el fomento de los aparcamientos públicos disuasorios, que en la actualidad suman 3.078 plazas de aparcamiento público gratuito; la creación de nuevas bolsas de aparcamiento disuasorio y la introducción de cambios en las políticas de demanda y en los hábitos de desplazamiento de la ciudadanía mediante campañas de concienciación ciudadana.

El estudio de orientación técnica plantea la peatonalización completa de Marqués de Campo, desde la Glorieta hasta la explanada Cervantes, la integración de esta peatonalización con las calles del entorno y la posibilidad de extenderla a otras vías adyacentes como la calle Estació, Fontanella o la parte interior de la explanada y la eliminación completa del aparcamiento superficial del vial, con medidas compensatorias de aparcamiento. Apunta asimismo a la posibilidad de establecer en la calle un espacio central para uso limitado y concreto de vehículos de emergencia, carga y descarga, aparcamientos privados y vehículos eléctricos y recoge la necesidad de mejorar infraestructuras y servicios y su eficiencia, especialmente el alumbrado y las redes eléctrica y de suministro de agua. Por último, el estudio aconseja la implantación de elementos de innovación tecnológica en la zona, como Wifi o puntos de carga de vehículos eléctricos, entre otros, adaptados a los servicios comerciales de la calle.

La fisionomía de Marqués de Campo cambiaría a una propuesta de sección totalmente peatonal de plataforma única en los 18 metros de ancho que tiene la calle, reservando un espacio central de 5 metros de ancho para los usos limitados expuestos anteriormente, con dos zonas interiores de 4 metros de ancho cada una para usos mixtos y dos zonas exteriores, de 2,5 metros cada una, para el tráfico peatonal mayoritario.

Con esta hoja de ruta, el gobierno municipal va a abrir dos vías de trabajo para poner en marcha la peatonalización por la que apuesta de una manera progresiva, según ha explicado el vicealcalde, Rafa Carrió. Por un lado, se va a trabajar en la consecución de aparcamientos alternativos y se espera “contar con las sugerencias de los grupos políticos y los otros actores implicados” para conseguirlos.

Y, por otra parte, se va a abrir un proceso participativo sobre cómo tienen que ser la reurbanización y la gestión de la futura calle. “Queremos que se haga bien –ha añadido Carrió- y queremos que participe la ciudadanía”. Hay que buscar también, ha concluido el vicealcalde, las posibilidades económicas para llevar a cabo el proyecto, por lo que la peatonalización no va a ser un acto inmediato sino progresivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *