El Hospital de Dénia implanta una Escuela de Dolor para mejorar la calidad de vida de los pacientes con dolor crónico

El Hospital de Dénia ha puesto en marcha la Escuela de Dolor dirigida a pacientes que sufren dolor crónico derivados por los facultativos especialistas del centro hospitalario.

 

La Escuela de Dolor se fundamenta en un programa de Neurociencia en Educación del Dolor que ofrece al paciente una explicación sobre los procesos por los cuales su organismo genera un dolor y herramientas para el afrontamiento activo. Esta metodología ha demostrado ser muy efectiva a la hora de disminuir o incluso, en algunas ocasiones, de eliminar el dolor.

El objetivo principal es mejorar la calidad de vida; reducir las áreas corporales afectadas y la intensidad del dolor para que los pacientes retomen actividades de su vida diaria que han abandonado debido al dolor y al estado emocional en el que se sumergen.

La escuela nace de la necesidad de ampliar las alternativas terapéuticas dirigidas al abordaje integral del dolor. Según la Dra. Marta Carrió, responsable de la Unidad del Dolor: “implementar este programa en el plan multidisciplinar va a resultar fundamental para entender qué es lo que les pasa y les permitirá atreverse a recuperar la actividad que tenían antes de comenzar su historia con el dolor”.

La intervención sigue una metodología grupal estructurada de 5 sesiones semanales consecutivas y una sexta sesión de recuerdo, que se realizará un mes después de la quinta. Para obtener un resultado positivo es necesario que los pacientes asistan a todas las sesiones. Los talleres abordan aspectos sobre la neurobiología del dolor y actividades para aumentar la atención y consciencia corporal.

Incidencia del dolor en España

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), en España, un 32 por ciento de la población adulta padece algún tipo de dolor y un 11 por ciento, lo padece de manera crónica, es decir, sufre al menos un cuadro de dolor que dura más de seis meses. Por otro lado, un 5 por ciento de la población adulta manifiesta dolor diariamente, con todo lo que pueda implicar: grave afectación física y psicológica, así como impacto en la calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.