Opinión Mario Vidal (Gent de Dénia): Prevención, señores, prevención

Quisiera comenzar estas líneas acordándome de todos los vecinos que por desgracia están pasando una situación trágica, por el incendio de sus propiedades, parcelas, casas y animales, y lo que es peor, la incertidumbre tras los desalojos, de ver que vas a encontrar.  No quiero pensar lo duro que es volver a comenzar.

No es el momento de buscar responsables ni culpables, es el momento de darse cuenta que políticas no funcionan y de hecho, aquellas frases que dicen “Hay que convivir con el fuego” o “hay que convivir con las inundaciones”, porque consideran fenómenos naturales, pues no, no se comparten.

Se demuestra una vez más que la falta de limpieza de cauces, barrancos, laderas,  árboles, la falta de cortafuegos, la falta de previsión de lo que puede ocurrir, pues ocurre esto, que hay muchos damnificados, mucha gente pierde sus pertenencias más preciadas, y a mucha gente le cambia la vida.

Sufrimos unas políticas del mínimo esfuerzo, no permiten que las cabras y animales pasturen de forma natural por un monte que algunos se apropian como si de ellos fuera (es de todos, no de los que imponen su ley).  No permiten que los propietarios limpien barrancos, en su caso imponiendo  multas, y no se dan cuenta que nadie mejor que propietarios de suelos agrícolas, ganaderos y cazadores mantienen los ecosistemas limpios y aptos.

Cuando dicen que se tiene que dejar la naturaleza siga su curso, importándoles poco los daños, me entra ira en el cuerpo.  No entiendo, no me cabe en la mente que los animales quieran o deban convivir con el fuego, ni tan ecologistas que son, permitan que las plantas se quemen. Creo que eso no es ser ecologista, eso es ser egoísta.

Al menos en el protocolo contra incendios, lo primero es salvar vidas (menos mal), pero quiero recordar que muchas vidas se acaban cuando lo pierdes todo. Y no me vale que digan que la naturaleza se ha dañado por la mano del hombre por tener casa y tierras, en otros caso sí, pero recuerdo que todos vivimos en casas y mucha gente que vive en el campo tiene tierra, plantaciones, animales y aparte de ser su sustento de vida, esa gente es mucho más ecologista que los “ecologistas de sillón”, que como no tienen propiedad ni es su sustento, no pierden nada, viven de un sueldo, pero imponen leyes al resto de mortales.

Es hora de cambiar, cambiar políticas, cambiar protocolos, hacer, en definitiva hacer, limpiar cauces, desbrozar,  hacer cortafuegos, buscar prevención, está claro que es más barato que arrancar un hidroavión a 6000€ la hora, o movilizar a la UME, es hora de buscar que ese gasto se destine a la limpieza, a mantener y limpiar.

En un pleno en el mes de diciembre se me tachó como de loco por solicitar que se limpiasen cauces y barrancos antes del verano, que estos iban a ser mechas que difícilmente pueden apagar. Hoy, por desgracia, el fuego ha corrido a sus anchas por cauces y barrancos de difícil acceso y ha llegado a comunicar zonas que en vehículo tardas mucho en llegar, una pena que aún tengamos ese pensamiento.

Lo mismo ocurre con las inundaciones, si los cauces están sucios, el agua se retiene y sube el nivel, inundando a las parcelas (rústicas o urbanas) que están a su vera, en cambio cuando el agua discurre neta, por el cauce, cabe más caudal, que sí es verdad que va más rápida pero eso si desagua bien no es un problema, hay que darle salida al agua, limpiar cauces, desbrozar, lo mismo que para el fuego. La naturaleza salvaje no da más que problemas, recordemos aquel  9 de octubre de 2007 cuando la propia suciedad y cañas tumbaron el puente en Beniarbeig, se demostró que si el cauce del Girona hubiese estado limpio no hubiera ocurrido, de hecho pusieron plásticos antirraíces para que no aflorasen las cañas, y que el agua transcurriera veloz pero sin acopio de suciedad.

Sirva esta desgracia, como ocurre tantas otras veces, para que reflexionemos en las políticas que aplicamos, y hagamos planes de prevención, por el bien de todos.

MARIO VIDAL SASTRE

Concejal Portavoz de Gent de Dénia

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.