Informes técnicos negativos aplazan la aprobación del nuevo PGOU

Dénia no contará con un nuevo Plan General esta legislatura, o así lo dejó ver tanto la alcaldesa como la responsable del área a raíz de una pregunta planteada por la portavoz de Ciudadanos, Mari Martínez. Pregunta que el partido formuló tras la reunión mantenida con la Asociación de Promotores Turísticos, quienes habían manifestado su preocupación por la parálisis que existía en la ciudad con materia urbanística.

La pregunta de C’s obtuvo una contundente respuesta de parte de la propia alcaldesa de Dénia, Ana Kringe quien aseguró ante el pleno que, a día de hoy, la propuesta que existe no cuenta con el visto bueno de los técnicos municipales, por lo que, como dijo «mi partido no va a aprobar un Plan General que tenga informes negativos». La alcaldesa también se aventuró a decir que sobre el proyecto todavía faltan informes del arquitecto municipal, el secretario y el interventor y que estos serán desfavorables. A pesar de la inviabilidad técnica Kringe afirmó que «no tengo problemas en traerlo al pleno para una aprobación inicial y que cada uno vote a conciencia» pero subrayó que «no tendrá el voto de mi partido».

Ante la contundencia con la que la alcaldesa de Dénia se pronunció sobre el nuevo Plan General, obligó a la edil de Urbanismo, Pepa Font a manifestar también su opinión. La líder de Centre Unificat también dejó claro que no se apoyará un PGOU con deficiencias técnicas pero quiso dejar claro que «lo importante ahora es llegar a una propuesta que cuente con informes positivos».

Sobre esta cuestión se ha pronunciado esta misma mañana el portavoz de los populares, Vicente Chelet quien ha ratificado que ninguna de las cinco propuestas planteadas por el equipo redactor del nuevo plan general cumplen con los requisitos para que puedan tener luz verde por parte de los técnicos municipales, principalmente porque, como ha dicho Chelet «no se ajustan a los criterios jurídicos y económicos exigidos para la aprobación de un PGOU», ya que de ir adelante el consistorio dianense se vería obligado a establecer un plan de expropiaciones durante los próximos cinco años. Además Chelet ha insistido en que «el Partido Popular no va a aprobar nada» y ha apuntado que será la alcaldesa quien solicite al departamento técnico «que revise toda la documentación y se adelante trabajo».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies