Se rompe el pacto de gobierno.

«Las calles están sucias, los jardines están dejados y la planificación urbanística está casi paralizada, estos son sólo tres ejemplos de la pésima gestión que Pepa Font y Juan Carlos Signes están realizando dentro de sus respectivos departamentos». Con estas palabras ha justificado la alcaldesa de Dénia, Ana Kringe su decisión de cesar de su cargo a los representantes de Centre Unificat.

El anuncio lo ha hecho público, esta misma tarde, ante los medios de comunicación, la propia alcaldesa quien ha asegurado que «por activa y por pasiva se han puesto en su conocimiento estos y otros problemas, incluso hemos intentado reconducir la situación en innumerables ocasiones. Hemos tratado de dialogar y de hablar con sensatez y sentido común pero ha sido del todo imposible». Es más Kringe ha afirmado haber perdido la confianza depositada en sus socios de gobierno después de que, como dice, «su gestión al frente de sus concejalías, al principio fue floja, después mediocre, más tarde mala y en estos momentos resulta nefasta». Ana Kringe ha recordado que cuando cuando juró su cargo como alcaldesa «tomé un compromiso con la ciudad de Dénia y en base a ese compromiso hoy digo que hemos roto el pacto».

Comunicación telefónica

El cese de las funciones como concejales de Turismo, Cultura, Planeamiento y Gestión Urbanística, Medio Ambiente y Deportes lo ha comunicado personalmente la alcaldesa a Pepa Font y Juan Carlos Signes a través de una llamada telefónica poco antes de su comparecencia ante los medios de comunicación. Una llamada en la que se Kringe. además de comunicarles que había firmado los decretos de revocación de delegaciones también les ha trasladado «su hartazgo y el cansancio, de ver que las cosas no van como tendrían que ir y sobre todo como va el día a día de la ciudad, que no es algo que ha visto este grupo sino que han visto muchos ciudadanos de Dénia estos últimos tiempos a través de los consejos de participación ciudadana, en la Agenda Local 21 y por registro de entrada».

Nueva reestructuración

El pacto se rompe cuando todavía quedan ocho meses de legislatura pero para Ana Kringe a insistido en que, «se trata de una decisión muy meditada» e impulsada por el hecho de que «los ciudadanos se dan cuenta de que hay muchas cosas por hacer, sobretodo en los temas que hace el Ayuntamiento día a día y nos piden que nos comprometamos al cien por cien desde hace ya mucho tiempo». En este sentido la máxima munícipe del Ayuntamiento de Dénia ha reconocido que su equipo de gobierno se enfrenta a algo más de medio año de mayor responsabilidad y carga de trabajo «pero estamos dispuestos a asumirlo y cualquier cuestión que quede pendiente como pueda ser presupuestos o el Plan Especial de la Ronda Norte o la estación de autobuses se irán debatiendo con los grupos políticos puntualmente».

Así las concejalías que hasta esta misma tarde ostentaban tanto Pepa Font como Juan Carlos Signes serán asumidas por diferentes miembros del equipo de gobierno. De esta manera, Turismo dependerá directamente de Alcaldía y el resto de departamentos se irán asignando a lo largo de la próxima semana.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies