Resumen de la asamblea de la Plataforma per la defensa de la Sanitat Pública de la Marina Alta

La asamblea comienza a las 19:15 con una asistencia de unas 60 personas.

Paco Sánchez actúa de moderador. Empieza agradeciendo la numerosa asistencia y especialmente la de aquellas personas que vienen de Valencia y Alicante. Se explica la cronología de los últimos acontecimientos, especialmente el anuncio de la Conselleria de Sanitat de que la reversión se hará antes de que termine la legislatura mediante la compra del 100% de las acciones de Marina Salud y la creación de una empresa pública. Comenta que hay principalmente tres colectivos afectados: el personal laboral, el personal estatutario y la ciudadanía. La Plataforma tiene que pensar en los intereses de los tres colectivos, pero centrándose principalmente en el derecho a una sanidad pública, gratuita y de calidad para todas las personas.

Daniel Geffner, diputado de Podemos en les Corts Valencianes toma la palabra. Hay una situación expectante desde que hace casi tres años cuando el President de la Generalitat prometió la reversión del departamento. Lo ha dicho públicamente hasta en cinco ocasiones. Según Conselleria la única manera de revertir es crear una empresa pública porque es lo que da más seguridad jurídica.

Sin embargo Podemos apuesta por la gestión pública directa como en el resto de departamentos. La empresa pública tiene los siguientes problemas:

  1. Si cambia el gobierno es muy fácil volver a vender la empresa.

  2. En cuanto a los trabajadores habría subrogación del personal laboral, pero no podrían venir estatutarios de otros departamentos.

La concesión ha obtenido beneficios a costa de ahorrar en personal. La tasa de rotación del mismo es muy elevada con modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo.

Por todo ello considera que la opción de empresa pública no es una opción segura. Según les ha informado la Consellera esa misma tarde, el 15 de marzo estaría la oferta de compra de acciones ya preparada.

Ve problemas de infradotación y de infrainversión que no se solucionarían con la empresa pública, además no hay nada por escrito.

A continuación toma la palabra Eduardo, de ACDESA Valencia. Después de la reversión de Alzira, con sus problemas y a cuatro meses de las elecciones se evidencia la chapuza de la Conselleria. Hay poca información. La reversión se tiene que dar en cualquier caso. La privada no puede gestionar la sanidad pública. Se debe garantizar la calidad asistencial, salvaguardando los derechos laborales. Conselleria tiene que dar la hoja de ruta, que debe tener en cuenta a la población, a los trabajadores, y todo ello con el mínimo coste para las arcas públicas.

A continuación toma la palabra Manel, de la Marea Blanca de les Comarques del Sud. Apuesta, como siempre, por un servicio de calidad, 100% público y participado por la ciudadanía. Ha habido una mala asistencia sanitaria con un 20% más de coste y un 20% menos de inversión en recursos. Por lo tanto reversión inmediata de la concesión.

A continuación toma la palabra Josep Nadal, diputado de Compromis en les Corts Valencianes. Dice que la Conselleria ha cambiado de estrategia varias veces. Desde les Corts pudieron frenar el derecho de tanteo de Ribera Salud en la compra de acciones de DKV mediante la aprobación de la Ley de Salud de la Comunidad Valenciana. Esta ley ha sido, por lo tanto, efectiva. Quiere que la solución laboral sea la misma que en La Ribera. Desde Compromís no están al tanto de los movimientos de la Conselleria por lo que hace una autocrítica.

A continuación toma la palabra un representante de CCOO. Dice que hay un problema de tiempos, si se hace una reversión pública hay problemas jurídicos, si se hace empresa pública puede volverse a privatizar. En el modelo de empresa pública puede tener cabida el personal estatutario. Se ha hecho en otras ocasiones con fórmulas mixtas. Pide una sanidad 100% pública y no a cualquier coste.

A continuación toma la palabra Pedro Durán trabajador y miembro del Comité de Empresa de Ribera Salud. Dice que en la Ribera la reversión se ha hecho con una seguridad jurídica del 100%, intachable e inatacable. La Conselleria reclama 15 millones de euros a Ribera Salud por falta de inversión. La plantilla ha aumentado en más de 400 trabajadores. Hay mucha información tóxica en la prensa, el 98% son falsedades. Dice que una empresa pública fracasará sin ninguna duda. Debemos buscar el consenso. La Conselleria miente cuando habla de seguridad jurídica. Ellos consultaron con expertos jurídicos europeos e hicieron una contrapropuesta a la Conselleria que finalmente se aceptó y es la que se llevó a cabo. Propone que aquí hagamos lo mismo. Dice que el gerente de la empresa es simplemente la cuenta de resultados.

Un participante habla de la falta de valentía de los políticos, que no han querido imponer sanciones por los numerosos incumplimientos de la empresa.

Una participante, que se presenta como trabajadora de Marina Salud, pregunta por lo que dice la Conselleria de seguridad jurídica. No lo entiende, y Pedro Durán le dice que la Conselleria miente cuando dice que lo que se hizo en Ribera no tiene seguridad jurídica.

A continuación toma la palabra Miguel Burguera, trabajador y miembro del Comité de Empresa de Marina Salud. Dice que hay que hacer una auditoría profunda para realizar la reversión a empresa pública, y que eso llevaría dos años. Con la empresa pública continuaría el techo de gasto que viene dado por la cápita con lo cual no cambiaría mucho la situación. Seguiría habiendo fuga de profesionales. La reversión que se ha hecho en Alcira es la forma correcta.

Toma la palabra de nuevo Daniel Geffner. Dice que no han dado información de porque ahora quieren tomar la vía de empresa pública. Lo fundamental es que la sanidad no sea un negocio privado.

Toma la palabra Paco Sánchez y anuncia que el próximo miércoles 13 de febrero la Consellera de Sanidad tiene previsto visitar el Hospital La Pedrera y que la Junta de Personal ha decidido ir a recibirla con pancartas, ya que desde septiembre de 2018 está pidiendo una reunión con ella y todavía no se la ha dado. Hace extensiva la invitación a participar en dicha movilización. También anuncia que Intersindical Salut ha organizado una mesa redonda con el tema de la reversión de servicios públicos y subrogación de trabajadores. La mesa redonda contará con la participación de dos profesores de derecho laboral de la Universidad de Valencia (Adrián Todolí y Amparo Esteve) y de un miembro de Intersindical Valenciana. Tendrá lugar el día 25 de febrero a las 17:30 en el Salón de Actos de la Casa de la Cultura de Dénia. Es un acto abierto y está todo el mundo invitado.

Toma la palabra Cristina Morera, concejala de sanidad en el Ayuntamiento de Dénia por el PSOE. Comenta que falta información escrita del proceso. Deben explicar la diferencia entre el proceso de la Ribera y la Marina. Propone hacer una reunión de la comisión mixta Plataforma-Xarxa de Alcaldes de la Marina Alta. Comenta que la reversión por incumplimiento es imposible porque los contratos están blindados. Dice que se está demostrando que se está haciendo camino.

Toma la palabra Eduardo de ACDESA. En Alcira hay tensiones (sueldos diferentes, incentivos distintos, etc). Propone hacer una carta abierta a la Consellera donde se le pregunte:

  1. Por qué se elige empresa pública

  2. Cuál será la situación para los trabajadores si cambia el gobierno

  3. Cuanto nos va a costar a la ciudadanía

  4. Que vengan a Dénia a explicarlo

A continuación toma la palabra Mari Carmen Sanchis, trabajadora y miembro del Comité de Empresa de Marina Salud. Dice que la gente que está trabajando aquí se va a ir porque este hospital es inhumano. No hemos visto ningún cambio. Las condiciones de trabajo no han cambiado. La empresa les debe mucho dinero a los trabajadores. Los políticos no han hecho nada.

Toma la palabra Rosa, presidenta de la Plataforma. Acepta la propuesta de reunión con los alcaldes para concretar cosas.

Toma la palabra Isidoro, miembro de Junta de Personal por CCOO. Pide que venga la Consellera a Dénia a dar explicaciones.

Daniel Geffner apunta que los compromisos tienen que ser por escrito.

Paco recuerda que en Julio de 2013 la Plataforma estuvo en les Corts Valencianes, y que allí se firmó un documento por los tres partidos que estaban en la oposición comprometiéndose a una serie de puntos, entre ellos la reversión. Los firmantes fueron Ignacio Subias por el PSOE, Marina Albiol por EUPV y Mónica Oltra por Compromís.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *