Dénia respira olimpismos con la celebracion de los X Mini Jocs de la Marina Alta

La ciudad de Dénia respiro olimpismo por los cuatro costados tras la celebración de la ceremonia inaugural de los X Mini Jocs Olímpics de la Marina Alta.

Una sencilla ceremonia que comenzó con el desfile de la bandera olímpica, llevada por una representación de los voluntarios que participan. Seguidamente fueron 1.250 deportistas pertenecientes a las 20 delegaciones participantes los que fueron pasando ante la tribuna de la pista de atletismo.

Con todas las delegaciones ubicadas, comenzó el espectáculo con la actuación con el grupo de Batucada «Ondaratack». Un grupo de malabaristas disfrazados de hadas y elfos ofrecieron un espectáculo de fuego , en clara alusión a la llama olímpica, emblema principal del espíritu olímpico.

En el apartado de discursos fue el concejal de deportes dianense, Juan Carlos Signes quien dio la bienvenida a todos y deseo la mejor de la suerte para todos los participante. Posteriormente tuvo lugar el juramento de los Mini Jocs, realizado por Rosa Nivaria Gil en representación de los atletas, Fernando Calatrava, en representación de los árbitros y Juan José Palacios en representación de los entrenadores.

Antonio Reig como presidente del CEMA, se dirigió a los presentes con palabras de agradecimiento para todos los que hacen posible este evento deportivo.
El encargado de poner el punto y final a los discursos fue Mateo Castellá, Director de Deportes de la Generalitat Valenciana, que volvió a significar la importancia que tiene el deporte en la sociedad y sobre todo cuando sirve como papel vertebrador de toda una comarca.

La llegada de la antorcha olímpica fue el momento más emocionante. Una llama que entró en la pista atlética portada por Aina Fornés y esta se la entregó al piloto de motociclismo del mundial en GP2 Kyle Smith. El deportista afincado en Benissa fue quien tuvo el honor de encender el pebetero que albergará el fuego durante todos los juegos.

Tras la jornada de inauguración del viernes, el sábado fue un día intenso en cuanto a competición se refiere. Además también se vivieron con entusiasmo talleres y exhibiciones como las de Hípica, Taewondo o Wushu que fueron un gran éxito.

La última jornada fue más corta ya que solo hubo jornada matinal pero llena de emociones y donde se disputaron las finales de la mayoría de competiciones. El mundo del atletismo cobró protagonismo en la pista con la celebración de las pruebas correspondientes.

En el pabellón se vivieron las finales de fútbol sala con triunfo para Calpe por 3 a 1 ante Dénia, tras una prórroga. También fue el escenario de las finales de baloncesto. En chicas el equipo vencedor fue Pedreguer que ganó a Dénia y en chicos los triunfadores fueron los dianenses al ganar a Calpe.

En el Diego Mena se vivió la final de fútbol con triunfo para Pedreguer pero en los lanzamientos de penalties, ante Teulada.

En las pistas del Club de Tenis se jugaron las finales de ese deporte y en la pista del frontón se disputó la final de balonmano con triunfo para Benissa.
En el Triquet «El Rovellet» se jugaron las finales de pelota valenciana.

Otros deportes como la natación o la gimnasia Rítmica vivieron sus finales en la tarde del sábado, tanto la piscina del Centro Deportivo Dénia como el pabellón donde se disputó la gimnasia Rítmica registraron un récord de aforo, con una presencia masiva de un público que no paro de animar a los deportistas.

El colofón final llegó con la ceremonia de clausura donde hubo un especial protagonismo para las alumnos de la Escuela de Discapacitados que recogieron las medallas y una gran ovación por parte de la gente que llenaba la tribuna del polideportivo.

Con el apago del pebetero concluyeron los X Mini Jocs de la Marina Alta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies